El legendario guitarrista sueco Yngwie Malmsteen ofrecerá una serie de conciertos en México; primero este jueves 27 de febrero en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México, luego, el 28 en el Escena de Monterrey y cerrará el domingo 1º de marzo en el Teatro Diana de Guadalajara. El mini tour lleva por nombre “México Tour 2020”, lo cual si bien permite darse cuenta que no se rompieron la cabeza para hacerlo, también es la tendencia que ha manejado para este año en el cual anunció el “Spain Tour 2020”, con tres fechas.

FOT:: Guacamole Project

Leyenda entre los guitarristas que han desfilado por el Metal y Hard Rock, la supuesta inestabilidad emocional (mal carácter o divismo) que se le imputan han impedido que se valore en su real dimensión el aporte que ha logrado. Probablemente en los 80, cuando era más joven y tenía actitudes que han tenido la mayoría de los “rockstars” del género pudo haber sido un poco pedante, pero su talento siempre ha estado fuera de discusión. Cuenta con 21 discos de larga duración en cerca de 36 años de carrera, aunque si se toman en cuenta los “en vivo”, compilaciones, EP’s y Box Sets la cuenta casi se triplica.

El sueco llega a México con “Blue Lightning” como su más freciente creación. Se trata de un disco que combina algunos covers (hay tres de Hendrix, dos de los Rolling Stones, dos de Deep Purple, uno de ZZ Top, uno de los Beatles y uno más de Eric Clapton) con temas nuevos (“Blue Lightning”, “1911 Strut”, “Sun’s up top’s down” [este es el video sencillo promocional que circula en redes] y “Peace please”). Fue editado por el sello neerlandés Mascot Records y a excepción de la batería, cuenta con Malmsteen en todos los instrumentos, incluida la voz.

Su presencia en México es motivo de celebración, pues a pesar de tener más de tres décadas y un lustro de vida artística, han sido muy contadas las ocasiones en que ha venido a nuestro país y mostrado su ya clásica “wall of Marshalls” o “pared de Marshalls”. Muchos ex músicos, sobre todo cantantes, que han pasado por su banda se han ofendido recientemente por un comentario suyp en el cual dijo que prefería cantar él mismo porque así no tenía que lifiar con grandes egos de gente que no entiende que son músicos (cantantes en este caso) pagados y que se les paga por hacer un trabajo específico, no por querer aportar a un concepto que él tiene en la cabeza desde hace décadas. Entre ellos destacan nombres como Joe Lyn Turner (ex Rainbow por ejemplo) y Tim “Ripper” Owens (ex Judas Priest entre otros).

En México existe el dicho “figura hasta la sepultura”, y el rubio guitarrista es un buen ejemplo. Como sea, con desplantes o no, su talento es digno de ser atestiguado.