Metal prehispánico. No todo mundo lo entiende (el concepto, la idea, ya llegaremos a la música). Algunos piensan que es ridículo porque en entonces no había heavy metal, aunque se la pasen escuchando viking metal. Otros simplemente no le dan la oportunidad de al menos atenderlo y decidir si les gusta o no. Los demás, como no podía faltar, simplemente se dejan llevar por el malinchismo rampante.

TXT:: Luis Jasso

Xipe Totec tiene muchos años en la escena nacional, aunque saca discos formales apenas desde 2011 (y digo apenas porque la banda fue fundada en 1998). Tiene dos componentes imprescindibles: Martín Martinez, fundador, multi instrumentalista con pasado sobre todo como baterista en bandas de la trascendencia de Foeticide; y Alex Camacho, brutal vocalista que actualmente ofrece su voz en bandas como Mortal Pestilence, Putrescence y Pyphomgertum. Juntos dan vida a este proyecto que toca death metal en variantes que van del clásico al melodic y en ocasiones al brutal, acompañado de instrumentos prehispánicos y que logran una combinación excelsa.

Las letras son cantadas en náhuatl, lo cual le confiere un toque extra de brutalidad y la exploración temática gira en torno a la cosmovisión azteca. Es música violenta, cruda, directa pero también melódica y compleja. Es una banda que sólo existe en el mundo de los discos, pero al final del día eso es irrelevante porque la música es gratificante al punto de aceptar sin rencor que el proyecto vivirá ahí, en los discos y nada más. Tlamiquih, el sexto larga duración de la banda, fue editado en formato digital el pasado 30 de noviembre mediante una colaboración entre los sellos italianos DeFox Records e Invincible Records. Falta saber si habrá edición física; por el momento se puede escuchar en Spotify y Youtube.

Como suele suceder cuando se trata de metal nacional, a pesar de la gran calidad que ofrece el disco, no es recomendable para quienes por la razón que sea menosprecian la escena. Para aquellos, sin embargo, que viven en el mundo del death metal y andan en busca de nuevas opciones sonoras, Xipe Totec es una apuesta segura. Tlamiquih ya está disponible; un material altamente recomendable que deja claro una vez más que México es un país destacadísimo en cuanto a la creación de metal extremo.