Según la CNBC, la corporación multinacional de tiendas Walmart y los gigantes de la informática, Microsoft se han unido para comprar la popular plataforma, TikTok.

“Confiamos en que una asociación entre Walmart y Microsoft satisfaga las expectativas de los usuarios de TikTok de EE.UU. y a la vez satisfaga las preocupaciones de los reguladores del gobierno de EE.UU.”, declaró Walmart.

Esto después de que, en julio, el presidente de los Estados Unidos, Donal Trump, anunciara que prohibiría TikTok en los Estados Unidos. Esta decisión fue tomada en medio del temor del Gobierno estadounidense por la seguridad de los datos en la plataforma de origen chino en un momento en que las relaciones entre EE. UU y China comenzaban a dañarse aún más.

La incertidumbre ante el cierre de esta plataforma continua, pues, aunque Trump no especifico como lograría la que especifico como una “indemnización”, dijo que podría firmar una “orden ejecutiva” que prohibiera la famosa plataforma en el territorio estadounidense.

A principios de este mes (7 de agosto), Trump ordenó entonces la prohibición de “transacciones” con los propietarios de las aplicaciones chinas TikTok y WeChat, cantando órdenes ejecutivas para hacerlo.

Las órdenes, que entrarán en vigor el próximo mes, siguen siendo vagas, pero podrían implicar la eliminación de las aplicaciones de las tiendas de aplicaciones de Apple y Google. El Presidente de los Estados Unidos amenazó anteriormente con una fecha límite del 15 de septiembre para “cerrar” la aplicación a menos que Microsoft o “alguien más” la comprara.

Un representante de la aplicación, propiedad de la empresa china ByteDance, dijo a The Wall Street Journal el 22 de agosto que posteriormente se preparaba para presentar una demanda contra la administración Trump por su incapacidad de seguir el debido proceso.

“Durante casi un año hemos tratado de participar de buena fe para proporcionar una solución constructiva”, declaró el representante. “Lo que encontramos en cambio fue una falta de debido proceso ya que la Administración no prestó atención a los hechos y trató de insertarse en las negociaciones entre empresas privadas”.

El 27 de agosto, Kevin Mayer, el director ejecutivo de TikTok, dejó la plataforma después de sólo dos meses, siguiendo la orden de la administración Trump de vender la aplicación en los EE.UU.

Mayer, declaró por medio de una carta que decidió irse después de que el presidente Donald Trump le dijera a la empresa matriz de TikTok, ByteDance, que vendiera sus activos en los EE.UU. a una empresa de EE.UU. en un plazo de 90 días.

“En las últimas semanas, como el entorno político ha cambiado bruscamente, he hecho una reflexión significativa sobre lo que los cambios estructurales corporativos requerirán, y lo que significa para el papel global que firmé. Con este telón de fondo… es con un corazón pesado que quería hacerles saber a todos que he decidido dejar la compañía”, declaró el ex director ejecutivo según un extracto de la carta citado por The Financial Times.