Lars Von Trier es de los directores de cine más controversiales de todos los tiempos. Su cuerpo de trabajo es bastante denso y las temáticas de sus filmes siempre se adentran en lo más profundo de los nervios de la audiencia. Sin embargo, todo director tiene sus inicios y en el caso de Von Trier, es un corto en stop-motion de 2 minutos que realizó cuando apenas tenía 11 años. Para esa edad, está bastante bien hecho y técnicamente es avanzado. Se llama The Trip to Squashland y es sobre una salchicha que salva a unos conejos de un personaje monstruoso. Sí, quizás suene y se vea infantil, pero en el fondo la idea es algo torcida. Va la salchicha volando sobre un pez llevándose a los conejos a su casa, los cuales se comunican y juegan desprendiendo sus propias cabezas y haciéndolas girar en el aire.

Ve el primer corto de Lars Von Trier, de 1967, abajo:

No more articles