¿Eres amante de la ciencia ficción de tintes oscuros? Entonces no te puedes perder esta nueva joya.

La ciencia ficción es un género el cual, irremediablemente, se encuentra emparentado con una serie de discursos de carácter transgresor.

Este fenómeno ha dado paso a una serie de producciones que se valen de la fantasía instrumental para plantear una serie de escenarios que destacan por su agresividad perceptiva.

Tristemente, durante los últimos años este género se ha transformado en una estructura decididamente hegemónica que parece incapaz de plantear los discursos estimulantes de antaño.

Sin embargo; recientemente ha arribado a las salas de cine mexicanas una obra la cual parece dispuesta a contrarrestar este bache de conformismo creativo. Nos referimos a Upgrade (2018), de Leig Whannell.

Situada en un futuro no muy lejano, esta cinta narra la historia de Grey Trace (Logan Marchall-Green), trágico individuo quien, tras un violento atraco, pierde tanto a su esposa como la movilidad de su cuerpo.

Esta angustiante situación pronto cambia cuando un científico le da la posibilidad de probar un chip experimental que no sólo le permitirá valerse por sí mismo, sino que también le dará la oportunidad de vengarse de los asesinos de su amada.

Los principales puntos a resaltar de esta cinta son los siguientes:

  • La efectividad con la que se adueña de los arquetipos propios del cyberpunk clásico para refrescarlos mediante una estética underground.
  • Irremediablemente, nos recuerda a cintas como Blade Runner y Robocop –la de 1987, obvio-.
  • Tiene mucha acción y violencia, pero opta por alternativas que nos recuerdan que el cine de atracciones y la perspectiva de autor no se encuentran peleados.
  • Grandes personajes como HAL 9000 se ven homenajeados a lo largo de la cinta.
  • La cinta rescata esa siniestra dicotomía en la que máquina y humanidad se conjuntan de forma homogénea.
  • Ugrade es una de esas joyas que ya no se ven seguido por estos días: una quimera que mezcla elementos propios de Blockbuster con un estilo independiente.
  • Su concepto tiene ciertos altibajos –cualquiera pensaría que pretende ser una copia de lo que seguramente será la nueva Venom, especialmente tomando en cuenta el insólito parecido que Marchall Green tiene con Tom Hardy-; sin embargo, no cabe duda de que se trata de una de las mejores opciones en la cartelera actual.

Imagen: TodoPuebla.