Conoce el trabajo de Tyler Mitchel, el primer fotógrafo de 23 años afrodescendiente en realizar una de las portadas más importantes para Vogue

Probablemente si estás al pendiente de lo que pasa en el mundo de la moda, sabrás que el mes de septiembre es importantísimo para una de las editoriales más importantes de moda, Vogue. Para esta portada, la editorial eligió a Beyoncé para protagonista, pero ésta, según declaraciones puso las condiciones a la casa de Anna Wintour para el shooting. Una de ellas fue que el fotógrafo fuera Tyler Mitchell.

¿Pero por qué todo el mundo está hablando de esto? Lo primero es que es uno de los fotógrafos más jóvenes en la historia de Vogue en hacer una de las portadas más importantes, la de septiembre. La segunda y más importante es que es el primer fotógrafo afrodescendiente en realizar una portada para la revista de Wintour en 126 años. Lo que no es de celebrarse, pues a esta altura, ya no debería de existir de esta forma el racismo en editoriales tan grandes como ésta.

Tyler Mitchell es originario de Atlanta, pero actualmente vive en la capital de la moda, Nueva York.

Comenzó a fotografiar a su comunidad, principalmente a la comunidad skate.

Comenzó a llamar la atención del mundo editorial

Ha trabajado con marcas como Givenchy, Marc Jacobs, Converse y American Eagle.

Ha fotografiado a cineastas como Spike Lee y la actriz Zazie Beetz. 

A través de su trabajo busca “retratar a gente negra y de otras razas de una forma realista y auténtica”.

Después de que circulara la portada de Beyoncé su cuenta de Instagram ha ganado cerca de 30 mil followers.