FOTO:: Jake Owens

Aparentemente, el mundo de Trivium ha estado un poco quieto, sin embargo, eso no es del todo correcto. Recientemente obtuvieron su primera nominación al Grammy, y a pesar de que no lo ganaron, los cuatro músicos que conforman la banda asistieron a la ceremonia. Además, en estos meses han anunciado varias fechas que alcanzarán diversos puntos del continente americano y el europeo. Una de esas fechas será en México, en el festival Domination, cuarta ocasión que los estadounidenses visiten nuestro país. “El recuerdo que tengo de México, honestamente, es que siempre ha sido increíble tocar allá, han sido conciertos muy grandes, con audiencias numerosas y muy apasionadas por Trivium así que estamos muy emocionados”, dice en exclusiva para Marvin Paolo Gregoletto, bajista.

FOTO:: Biha

Trivium es una banda que ha logrado mantenerse con el mismo sello discográfico por casi toda su carrera. En esta época eso es un gran logro, y más si se lee entre líneas, pues significa que Roadrunner ha encontrado ahí a un grupo al cual vale la pena apostarle, y el resultado hasta hoy ha significado vender alrededor de 8 millones de discos, lo cual no es nada fácil en los tiempos de las descargas. “Hace un par de años ellos tuvieron una especie de transición en la que no se sabía si pasarían a formar parte de Atlantic o Warner, nosotros estábamos un poco ansiosos pero al final salió todo muy bien porque se quedaron muchas de las personas con las que llevábamos ya años de relación. Ellos entienden a nuestra banda, tenemos una especie de conexión con ellos, muchos eran también gente de la empresa que trabaja en Europa. Acabamos de firmar un nuevo convenio y eso, el mantenernos hasta ahora con un mismo sello nos provoca orgullo, nos ha ayudado a crecer”.

Justo de la mano de Roadrunner, la banda ha ofrecido cerca de dos docenas de videos a lo largo de su carrera. Es una manera de aprovechar lo que la tecnología ofrece, pero 25 videos no son poca cosa. Al respecto, Gregoletto explicó que “Roadrunner siempre ha creído en nosotros y nos ha apoyado en todo momento. Igual no todos los discos han tenido el mimo número de videos, pero por ejemplo, del disco más reciente se hicieron unos cuantos (hasta ahora van 6) porque estamos en un gran momento, hubo mucha emoción alrededor del lanzamiento del disco y bueno, de ahí la decisión. Además, a la gente le gusta obtener su música de diferentes formas y a nosotros nos toca darles todas las opciones posibles”.

Justo el darle a la gente la oportunidad de acceder a sus bandas de diversas maneras es algo que los ha ayudado a establecerse como una marca importante en el universo actual del metal. Algunos los han catalogado como metalcore, thrash/heavy o New Wave Of American Heavy Metal. Independientemente de las etiquetas, es una banda con un sonido actual que ha llevado su música a casi todos los continentes del planeta, con enorme éxito.

También han encontrado una forma ideal de trabajo que beneficia y promueve la frescura de ideas: “En los últimos discos hemos encontrado una fórmula que nos funciona muy bien. Corey, Matt y yo escribimos diferentes cosas por nuestra cuenta, hacemos algunos demos con eso, lo compartimos entre nosotros y entonces escogemos dos o tres ideas que consideramos las mejores de cada quien. Cuando nos juntamos a ensayar las palomeamos, las practicamos, vemos que tipo de letra y de voces le quedarían bien. Nos las aprendemos, las grabamos y si creemos que se le puede meter mano, si alguien cree que el riff podría ser un poco diferente o quedaría mejor en otra parte, entonces exploramos la idea. Pasamos de lo individual a lo colectivo y es entonces cuando ya creamos los demos de manera más completa y se los damos al productor y volvemos a entrarle a ese proceso: él escucha las canciones, nos retroalimenta, nos propone algunas ideas y ya una vez que estamos todos de acuerdo, entonces lo grabamos. Ya para cuando entramos a grabar, yo diría que normalmente ya llevamos el 95% del material resuelto”.

Por lo pronto, lo que está claro es que Trivium es una de esas bandas que probablemente no aparezca en el cartel como una de las mayores atracciones, pero lo son. Domination parece ser un concepto de transición, un festival en el que los nombres históricos como Kiss y Alice Cooper, así como en menor medida Dream Theater y Limp Bizkit tendrán su reconocimiento jerárquico pero que al mismo tiempo dejará claro que el metal debe seguir, y que para ello, hay que abrazar las tendencias más recientes. Si bien Trivium no es una banda nueva, grabó su primer larga duración hace apenas 16 años, lo cual la hace representante de una nueva oleada y además, ofrece a las generaciones más jóvenes un espaldarazo de identidad muy necesario para que el género sobreviva.

Será interesante ver la interacción de quienes llegaron al metal de la mano de las bandas leyenda, que probablemente llevarán a sus hijos o sobrinos al concierto con esa generación de muchachos hambrientos que a sus 14 o 15 años ven a las grandes leyendas como piezas de museo e idolatran a bandas como Trivium. Afortunadamente, el metal es de los pocos géneros en los que esas circunstancias no sólo son vistas con naturalidad sino que son promovidas.

Por lo pronto, Gregoletto tiene claro que “en el caso de México, lo que esperamos es que después del festival no pase mucho tiempo antes de que podamos regresar, ha pasado ya un rato desde que fuimos solos. Nos encantaría regresar y hacer más ciudades además de la Ciudad de México”. Veremos quien dice yo.