El grupo de pop rock se presenta con su grabación debut, video y presentaciones. Aquí, una conversación con su líder Emilio Lezama.

¿Qué pasó con Anémona?

Digamos que fue un “pre-sencillo”. Queríamos ver qué pasaba si lo sacábamos, como un experimento -para mí al menos. Los demás son músicos de carrera-. Nos fue bastante bien, 260k vistas, etcétera, y la gente preguntando “cuándo el disco” y esas cosas.

Ahora ya llegó el primer sencillo oficial del disco: “Aldeida”. Las dos vienen en el disco Volumen 1.

¿Como coincides con Julio Ramírez de Reik para colaborar?

Nos conocimos en una fiesta hace muchos años. Pasó mucho tiempo de amistad, y cuando estaban componiendo el material para Un día más, su tercer disco, me buscó para preguntarme si puedo ayudarle a aprender a escribir la parte de las letras -la gente me conoce más como escritor-; di unos talleres, trabajamos algunos temas y un día me habló por teléfono muy temprano y me dijo “mejor vamos a componer esto juntos”.

Estuvimos trabajando él, otros dos colaboradores y yo en dos temas que fueron evolucionando, finalmente no entraron en ese disco y yo les dije después que si yo podía usarlas para este proyecto, LEZ. Una es “El ilusionista” y la otra es “Anémona”. La primera es muy parecida a la original, la otra sí cambió drásticamente.

¿Qué música oyes en este momento?

Mi “heavy rotation” de este mes es el mismo que el de hace seis años… soy un tipo de costumbres. Tengo una lista de artistas que siempre escucho; al unos anglosajones, algunos mexicanos, algunos italianos… Pearl Jam, Neil Young, The Who, son mis tres “gurús” del mundo anglosajón. Me gusta mucho la música de los noventa: Garbage, Semisonic, Nirvana, Smashing Pumpkins, Led Zeppelin, Pink Floyd, todo lo clásico del rock… y dentro de mis grandes ídolos, Leonard Cohen y Neil Young, que mezclan letras y melodías fantásticas.

Del italiano Francesco De Gregori me encanta, lo escucho todo el tiempo; Fabrizio de Andre’ menos, pero también me gusta mucho; Chavela Vargas y José Alfredo Jiménez; me gusta el rock en español -Caifanes, Fobia, Molotov-, y luego, de otras músicas me gusta mucho Charlie Parker, Franz Liszt, en fin, tengo un grupo de artistas, como quince o veinte que siempre están allí.

¿Qué letras de la música te marcan, te emocionan?

Creo que sí necesitas buenas letras para conectar a nivel humano y espiritual con la misma fuerza que a nivel musical. En español, insisto en José Alfredo; Agustín Lara… en el rock, Caifanes, con letras muy ingeniosas tanto Fobia como Molotov.En inglés Leonard Cohen, Neil Young y Bob Dylan se cambian de orden todo el tiempo en mi gusto… creo que Tom Waits y Tom Petty están cerca… Pearl Jam lo hace mucho mejor que Nirvana… incluso cuando no las entiendes, pero sí es fundamental para mí la parte de las letras.

¿Te has cachado siguiendo los pasos letrísticos de alguno de estos?

Soy casi un estudioso de estos músicos. Tienen una conjunción de música sencilla y mensajes profundos. Cuando yo escribo me gustaría sonar de una o de otra forma, pero realmente lo que sale no necesariamente es lo que salgo a buscar. Hay veces que quiero ir hacia un punto pero el viaje me lleva hacia otro lado, entonces: ¿a qué suena LEZ? Suena a “los noventa”, pero actualizado.

La voz de Carlos Baltazar tiene algo por allí de Eddie Vedder, algo de Layne Staley y sin embargo, siendo rock también es pop, tiene ganchos, es fácil de cantar. Al final creo que acabo siempre siendo víctima de la inercia de “la musa”, que a veces te lleva a lugares desconocidos. El disco en general: si los noventa los trajéramos para acá sonarían a LEZ. Conozco a Dan Wilson, vocalista de Semisonic.

En su casa me enseñó dos rolas nuevas, yo le enseñé dos mías y cuando acabó dijo “Esto suena increíble, esto suena a la mejor época de mi vida… ”, y se refería a que sonaba a los noventa cuando estaba él en su mejor momento.

¿En qué momento estás como LEZ?

Te cuento toda la historia. La banda somos tres: Carlos Baltazar (vocales), Daniel Sandoval (guitarrista y productor) y yo, Emilio Lezama en la otra guitarra. Las canciones son mis composiciones o mi co-composiciones. Cinco de ellas soy yo solo y las demás las compuse o con Daniel o con Julio Ramírez de Reik. Una la compusimos los tres juntos.

El 8 de agosto salió el video de “Aldeida”, el disco salió el 10 de agosto -son doce canciones-, hemos estado presentándonos en Ciudad de México, Estado de México… la gira está andando… el grueso del álbum es producto de un desamor por una mujer que me rompió el corazón; mi reflejo fue ponerme a componer. Está en todas las plataformas, y en octubre sale en CD.

¿Qué nos dices del sencillo?

La canción con la que estamos trabajando, “Aldeida” tiene un nombre bien raro porque no significa nada. Yo tenía una novia en Ecuador, me iba a ir a vivir con ella, pero de sorpresa: conseguí trabajo y no le dije nada y una semana y media antes de irme a vivir para allá me llama y me dice “no vi claro, no vi que tuvieras intención de formalizar esto y conocí a alguien más, me enamoré y ya no voy a estar contigo”.

Yo ya tenía contrato allá, no podía echarme para atrás, yo estaba deshecho; nunca le dije que iba para allá y lo primero que hice fue sacar la guitarra y salió “Aldeida”. Una canción que marca muy claramente mi desesperación de ese momento; mi frustración porque siendo escritor me faltaron palabras para decirle que iba para allá; el coro dice “Y cuando quise regresar tú llamabas a alguien más, nunca quise ser tu estrella fugaz, Aldeida”.

Cuando era chico mi papá me regaló un libro de las estrellas y al final traía una lista de sus nombres, incluyendo las que están allí y no vemos y había una que se llamaba Aldeida. Me gustaba ese nombre en particular y en muchas ocasiones de mi vida era una metáfora. Con el tiempo me di cuenta que no era una canción para ella, sino para mí. Para mi proceso.

Para un proceso que ni siquiera tenía qué ver con amor romántico sino con una desconexión que yo había tenido con mi entendimiento del mundo. Recientemente fui a casa de mis papás, me encontré el libro, vi la lista y resulta que no existe ninguna estrella con ese nombre. Yo la había creado en mi cabeza. Era un mito de infancia. Pero bueno, ya es demasiado tarde y ahora existe esta canción que ampara a todos los desolados de la noche…

Sigue todas las actualizaciones de LEZ en su fanpage y perfil de Instagram.