La banda regiomontana será parte del escenario de Festival Marvin en el Monkey Week de Sevilla, España, donde compartirán escenario con los mexicanos de Carmen Costa y Los Viejos.

TXT :: Sergio Benítez

A pesar de las deserciones de dos de sus integrantes, los de Monterrey no se achican y siguen mostrando por qué desde hace catorce años son un referente en la escena regiomontana y nacional, además de una banda esencial en muchos de los festivales de nuestro país.

A propósito de este viaje por la península Ibérica, lanzarán un combo de remixes con artistas españoles y argentinos de la canción “No Hay Semilla”, tema que abre su álbum Oportunidad de Oro. Este material vendrá acompañado por un video-lyric de la versión original.

Con las maletas ya listas, Quiero Club nos hablaron de su reciente larga duración Oportunidad de Oro y de cómo se han ajustado tras la salida de Marcela Viejo y los planes que tienen para la gira en España y las colaboraciones que hace poco hicieron en dos discos tributo.

A catorce años de formación, ¿dirían que ha sido como lo imaginaban?

Boscop: Nunca tuvimos un guión ni decidimos trazar de manera definida lo que íbamos a hacer. Sabíamos que estábamos expuestos a todo y como ya sabemos salieron Gustavo (Catsup) y Marcela. Creo que nosotros tres sí nos imaginábamos seguir juntos y haciendo música.

¿Qué tanto se verá influenciado el sonido de la banda con los cambios de alineación?

Priscila: En el último disco todavía estuvo presente a Marcela; yo creo que una diferencia en el sonido se notará hasta lo que saquemos próximamente. Es parte de lo que nos mantiene, el misterio de no saber qué pasará.

Boscop: Nos motiva regresar a nuestras raíces, porque más allá de que se salió el tecladista o se salió el guitarrista, nos ha gustado cubrir o intercambiar roles entre nosotros mismos. Aunque aún estaba Marcela, en ese disco hay mucha presencia de los teclados de Priscila o míos, de las guitarras de Fara que anteriormente no tenía tanta carga en las guitarras. Será divertido reencontrarnos nosotros tres, empezar de cero y componer sin límites.

¿Veremos algún integrante nuevo?

Priscila: Desde que salió Gustavo comenzamos a invitar músicos que nos acompañan en vivo. Tenemos bastantes años tocando con Pablo Mendía y Luis Reyes, inclusive cuando estaba Marcela, ya había otro tecladista. Por lo pronto creo que sólo seremos nosotros tres; no que no nos guste meter a alguien más, pero por como ha sido catorce años, meter a alguien en este punto es medio complicado. Sentimos más natural seguir siendo sólo los tres y en vivo seguiremos teniendo invitados.

¿La decisión de lanzar Oportunidad de Oro en cassette fue por la tendencia actual o más bien una cuestión de nostalgia?

Boscop: Cuando cumplimos diez años, teníamos la intención de lanzar un disco en vinyl, desde ahí nos quedo esa idea por retomar algún formato que por esa época estaban apenas regresando. Hoy en día es muy común que vayas a una tienda de discos y compres tus viniles favoritos, tanto como nuevos, usados o reversiones; ya están más accesibles. Hay una cultura de escuchar música en viejos formatos y coincidió que cuando estábamos terminando el disco, surgieron un par de sellos independientes que le empezaron a dar vuelo otra vez al formato [cassette]. Lo hicimos con un sello que nos aseguró la distribución en Estados Unidos y así fue como nos inclinamos por este formato.

Priscila: Así fue como conocimos la música realmente, yo lo primero que tuve fue un cassette…

Boscop: Igual yo.

Priscila: Como que te da mucha ilusión y orgullo tener tu propio cassette.

Boscop: Fue meramente una cuestión de nostalgia ver nuestro trabajo en ese formato y hacerlo también como un objeto de colección, porque fue un tiraje modesto, no fueron ni trescientas copias y se pueden obtener en los shows o en línea.

Han sido una banda que no ha trabajado con sellos transnacionales, ¿esto se ha dado de manera circunstancial o fue una decisión de la banda?

Priscila: Yo creo que fue algo circunstancial: nos hemos ido acomodado a través de los años y las puertas que hemos tocado que se nos han abierto, son de cosas más independientes.

Fara: En algún momento, al principio de nuestra carrera, Happy Fi estaba ligada a EMI.

Boscop: Pero no estamos peleados con trabajar con cualquier tipo de disquera, no es una filosofía de la banda, al contrario.

A pesar de las deserciones, Quiero Club sigue siendo una banda con ánimos de seguir juntos y hacer más.

Priscila: Como decía Boscop, nos gusta hacer música juntos, en el momento que ya no lo disfrutemos, decidiremos no seguir.

Fara: No es como que hayamos salido de esta intactos… en el camino se fueron Gustavo y Marcela, pero seguimos nosotros tres, que de alguna manera seguimos siendo, de alguna u otra forma, una mayoría de los que empezamos el proyecto.

Priscila: Todavía somos mayoría.

¿Qué distingue a Oportunidad de Oro, de su producciones anteriores?

Boscop: El cambio más notorio es el trabajo con los productores. Por historial y filosofía, al principio teníamos muy arraigada la forma de trabajar haciendo todo nosotros mismos. Para este disco se decidió explorar otras formas de trabajar, buscar una mente externa, un productor para llevar nuestras ideas a otro lado y dejar que alguien más tome la batuta. Tuvimos mucha química con los productores.

Se van a España para el Monkey Week, ¿planean otras fechas en Europa?

Fara: Hay varias fechas, además del Monkey Week, en general todas serán cerca de Sevilla, aprovechando que hay una especie de circuito. Vamos principalmente a la fiesta que hace Festival Marvin en Madrid y luego otros shows.

¿Preparan algo especial para esta gira?

Boscop: Tuvimos tiempo para revisar el setlist y lo ajustamos, con el precedente de una publicación que se llama Somos que hicimos en España, donde incluimos parte de la historia de los sencillos de Quiero Club, más una canción inédita en ese momento (“Cuatro Pasos”). Pensando en que ya conocen ese material y con el disco nuevo, preparamos un setlist especial.

En otros temas, ¿cómo afectó a la banda la muerte de Neto García, considerando la cercanía que tenía con Quiero Club?

Fara: Muchas tristeza, antes que productor, era un extraordinario amigo. Trabajamos mucho con él, desde 2011 que hicimos Días Perfectos y estuvo cerca de nosotros, independientemente de su trabajo de como productor, siempre nos echó porras. Es una pérdida muy sensible.

Recientemente participaron en dos discos tributo, el de Niña y otro para Jorge González, ¿cómo fue esta experiencia?

Fara: El de Jorge González aún no ve la luz, está por publicarse; pero nos emociona muchísimo ser parte de ese tributo: se nos hace una manera de regresarle un poquito al maestro, porque en 2007 o 2008 tuvimos la oportunidad de tenerlo presente en un cuarto de ensayo y hacer esta canción que se llama “Minutos de Aire”, el único número uno que hemos tenido. Así que es súper justo y apropiado participar en este disco.

Priscila: También Niña nos ha dado mucho,

Fara: Muchísimo.

Priscila: Nos ha dado muchas canciones, es una banda que todos admiramos mucho. Fara tocó en algún punto en Niña; crecimos con eso, entonces hacer un cover de alguna canción de Niña es súper inspirador.

Dentro de su lista de “cosas por hacer”, ¿hay alguna que resulte más urgente o que deseen más?

Boscop: Urgencia no, pero ganas sí. Tenemos muchas ganas de concretar giras por Estados Unidos, ha sido un pendiente que nos queda y aunque año con año siempre se anota, pero por alguna razón no se ha dado. Creemos firmemente que el próximo año estaremos por allá.

Síguelos en su sitiofanpage, IG y TT.