Timotheé Chalamet y sus 1.82 centímetros de pura belleza envuelta en un smoking satinado han provocado una explosión de comentarios en redes sociales.

La nueva pareja estelar de Hollywood enloqueció al público luego de aparecer en la alfombra roja del Festival de Venecia para promocionar The King, la película de Netflix protagonizada por Chalamet y Lily-Rose Deep; además de Robert Pattinson o Joel Edgerton, entre otros.

Si piensas que en la moda masculina no hay espacio para la creatividad, estás en un error. Estos últimos años están colmados de diseños —y celebridades— que están modificando la idea de elegancia que nuestros abuelos adoptaron del agente 007. Para ejemplo ahí tienen a Ezra Miller en la Met Gala o a Billy Porter en Los Premios Óscar.

El diseñador francés Haider Ackermann sabe muy bien de tendencias y sabe muy bien de cortes pues sin duda ha logrado innovar en las prendas que Chalamet modeló en la alfombra roja veneciana. Como algunos dicen en redes, Timotheé parece un pequeño pez pargo, lustroso al lado de las texturas vaporosas de su novia-colaboradora Lily-Rose.

Luego de que Call me by your name le metiera propulsión a su carrera, ellas y ellos en masa han decidido colocar al actor como una estrella en el firmamento de los prodigios, pero sobre todo en el corazón de su deseo. Porque sí, se habla de su gran talento para la actuación, pero sobre todo se habla de su belleza ¡Acéptenlo!…Ahora también podemos decir que forma parte del complejo, oscuro, tortuoso mundo de los fashion icons.

Aquí algunos ejemplos de sus fans en Twitter:

En fin, ya, la verdad: ¿a ustedes qué les parece? A mí lo que más me gustó es esta foto de él autografiando un durazno…(y este conjunto también diseñado por Ackermann).