Hace una década si abrías la puerta de tu casa seguramente entraban tres bandas “indies” por la gran cantidad que había en ese entonces. Pocas veces se había visto un movimiento que moviera a tanta gente para agarrar sus instrumentos para crear música.

Un artículo de Andrés Díaz

Fotos x The Wombats Facebook

Ahora, a finales de la segunda década del siglo XXI, los jóvenes prefieren agarrar apps y hacer música con los teléfonos o hacerlo con algunos pads. Lo físico en la música poco a poco se ha ido diluyendo no sólo en su forma de componer, pero sobretodo en su consumo.

Entre este cambio lleno de incertidumbre, sale el cuarto álbum de The Wombats para recalcar que a pesar de que grandes bandas similares como The Maccabees ya no existen, el “indie” sigue aún vigente. Platicamos con el baterista Dan Haggis para que nos pusiera al día de lo que pasa con la banda británica.

“Cuando terminamos de girar el último álbum, el nivel de energía estaba muy baja, nos sentíamos muy cansados. Tienen que pasar algunas semanas para recuperarnos y encontrar normalidad en nuestras vidas. Normalmente toda esa energía e inquietud que queda después de estar de gira revive y nos obliga a volver al estudio”, nos cuenta Dan.

De esta inquietud surgió Beautiful People Will Ruin Your Life, cuyo título nos hizo reflexionar sobre cómo las novias o novios son los que realmente pueden volver tu vida muy difícil: “Tuvimos una larga lista de títulos, pero cuando salió éste todos sabíamos que había algo cool”. Algunas de las letras del disco hablan de los dolores que trae el romance cuando alguien llega a decirte cosas de ti que quieres ocultar, pero es lo que uno debe de aceptar al tener a alguien que sea tu espejo y que te ayude a saber cuando eres un idiota… por más doloroso que sea, vale la pena que te lo digan: “Al final si uno termina con alguien que te rompió el corazón siempre habrá alguien nuevo para empezar todo otra vez. La cosa es que necesitamos de ese alguien que te ayude en este nivel de introspección”.

 

El track favorito del disco para Dan es la última: “I Don’t Know Why I Like You but I Do”, porque se siente como algo que nunca habían hecho antes: “Tiene muchas secciones y fue la primera que escribimos juntos en Oslo. Recuerdo cuando llegamos al coro no sabíamos que esperar pero hicimos un movimiento muy Radiohead (sí, los Wombats se inspiran en Radiohead)”.

Retomando la idea inicial de la escena indie actualmente, Dan nos comentó lo siguiente: “Ya no hay tantas como nosotros como cuando empezamos, pero mucha gente está deseosa de hacer música. Aunque creo que hoy en día los jóvenes ya no quieran estar en una banda porque necesitan espacio y es más caro encontrar salas de ensayos, por lo menos aquí en Londres. Por lo pronto, nosotros cambiamos en cada disco y seguimos siendo tres personas que nos gusta combinar nuestra energía… tal vez hasta que hasta que tengamos 90 años”.

Sobre la “fisicalidad” de la música nos compartió un dato muy interesante que leyó un artículo que en Londres: “Se está volviendo muy caro comprar amplificadores e instrumentos y mucha gente prefiere usar su teléfono para hacer música. Es algo que pasó en los 80, su sonido fue revolucionario por la tecnología, tal vez estamos atravesando lo mismo pero de forma diferente”.

Hace algunas semanas salió una versión extendida de su último álbum con dos canciones extra y Dan nos contó que estas canciones fueron grabadas a finales del año pasado: “De hecho estaban pensadas en estar en el disco, pero nos concentramos en solo 11 para lanzarlo. Pensamos que luego las grabaríamos como se deben al terminar la primer parte de la gira. Estas dos canciones son parte de la familia del disco y no tenía sentido guardarlas para otro. Es una de las ventajas de la era de streaming, que pueden anexarse sin problemas”.

¿Y México? Sobre su posible regreso Dan nos comentó que le han pedido a su mánager regresar y que sólo falta esa llamada de un promotor o que cuadren las fechas de la gira para que el próximo año hagan una gira en Sudamérica.