La franquicia de The Witcher, luego de haber estrenado la serie live-action en Netflix, cobró una popularidad increíble. Con esto, el juego elevó sus ventas de una manera impresionante.

Desde los libros, hasta los videojuegos y ahora a la pantalla chica con la serie live-action de Netflix. The Witcher se ha convertido en todo un éxito. Con esta última, la franquicia alcanzó su tope de popularidad luego del excelente trabajo que se hizo con la serie.

Este factor impulsó a toda la franquicia. Aumentando las ventas en libros y videojuegos, siendo este último uno de los que más creció luego del estreno de la serie. Se trata del videojuego, The Witcher 3: Wild Hunt, el cual aumentó sus ventas  un 554%.

Esto no es todo, la serie también ayudó a que los libros de la franquicia también aumentaran sus ventas  un 562%. Esto nos demuestra que la industria televisiva puede ayudar de la mejor manera a que los productos se eleven cualquiera que sea su nicho si hay un buen trabajo de por medio.

Otro factor que también tuvo mucho que ver, fue la llegada de The Witcher 3 al Nintendo Switch, cosa que abrió el panorama y permitió que otro público se adentrará más en esta franquicia.