A pesar de haber estado activos durante un periodo relativamente corto de tiempo (1982-87), The Smiths crearon una obra genuina y lo suficientemente revolucionaria para su época como para permanecer en nuestra memoria para siempre.

Considerados probablemente como la banda independiente más importante, se dieron a conocer no solo por las letras protoemo y las melodías atemporales del combo Morrissey/Marr, sino también por su negativa a aparecer en persona en las portadas de sus álbumes y sencillos.

Las portadas de The Smiths eran generalmente el resultado del trabajo y selección de su cantante y letrista Morrissey y de los diseñadores Jo Slee y Caryn Gough. Aquí te contamos la historia detrás de sus cuatro LP’s:

Para su debut homónimo la banda utilizó la imagen del actor y símbolo sexual de los años sesenta Joe Dallesandro. Protegido de Andy Warhol, también es la provocativa y abultada entrepierna vestida de mezclilla que ocupa un lugar de honor en la portada del ‘Sticky Fingers’ de The Rolling Stones.

El controvertido documental de Emile de Antonio sobre la guerra de Vietnam, In The Year Of The Pig’, escandalizó a muchos de los espectadores por sus sentimientos pro vietnamitas. Morrissey pinchó la icónica imagen del Marine Cpl Michael Wynn, pero con un giro: el casco de Wynn originalmente decía “Make War Not Love”, pero los Smiths cambiaron el eslogan para que coincidiera con el título de su LP.

El actor francés Alain Delon aparece en la portada de esta obra maestra. Personalmente les escribió para dar su aprobación para que usaran una imagen de la película de 1964 ‘The Unvanquished’. Sin embargo, vino con una advertencia. En su autobiografía, Morrissey revela que Delon le dijo que sus padres estaban molestos por titular a un álbum ‘The Queen Is Dead’.

‘Strangeways, Here We Come’

La primera opción de Morrissey, el actor Harvey Keitel, rechazó aparecer en esta portada. En cambio, tuvo que conformarse con una foto del actor Richard Davalos, coprotagonista junto a James Dean en la cinta ‘East Of Eden’. Dean fue uno de los héroes de Morrissey durante su adolescencia, tanto así que el cantante alguna vez escribió una pieza de ficción en su honor titulada ‘James Dean Is Not Dead’.

Puedes leer una compilación completa de las historias detrás de cada una de sus 27 portadas en el sitio web de NME.

No more articles