El nuevo álbum de Primus, The Desaturating Seven es la historia de 7 duendes que tienen el único objetivo de comerse los colores de arcoíris.

The Desaturating Seven el primer álbum desde 1995 con la alineación original de Les Claypool en el bajo, Larry LaLonde en la guitarra y Tim Alexander en la batería, lo cual generó muchísima expectativa. Continúa en la línea del disco pasado, en donde hicieron una adaptación de Charly y la fábrica de chocolates.

El álbum es corto, durando un poco más de treinta minutos; Les se propone contar una historia basada en un cuento niños por el italiano Ul de Rico. Lamentablemente la premisa adaptada es demasiado simple, y en la pequeña introducción del álbum se cuenta todo: los duendes encuentran un pueblo con un arcoíris secreto. Al final los duendes se ven derrotados, y es ahí donde entra la lección de cuento de niños. Sin embargo, para un álbum tan oscuro, es un final amargo.

Los largos interludios, en teoría, servirían para que los músicos mostraran lo talentos que son. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se reducen a repetir una o dos frases musicales.

Esencialmente, The Desaturating Seven sí es un disco de Primus. Las 7 rolas están llenas de humor, de ritmos extraños y de técnica impresionante. A pesar de esto, es un disco repetitivo, las canciones largas duran mucho y las canciones cortas poco.

La química entre los tres miembros originales es impresionante, pero definitivamente no necesitábamos un disco de “goblin rock” conceptual por parte de una de las bandas más talentosas del mundo del rock.