A continuación te ofrecemos una lista oficial con nuestras cinco cintas de terror mexicanas preferidas. Todo un viaje por nuestras pesadillas más autóctonas.

-Dos Monjes. (Juan Bustillo Oro, 1934).

Verdadero cine expresionista manufacturado en México. Valiéndose de las capacidades más sugestivas y saturadas del blanco y negro, Bustillo Oro daría por inaugurado un estilo plenamente inquietante el cual lo transformaría en uno de los estetas más notables del cine nacional.

terror

-El Libro de Piedra. (Carlos Enrique Taboada, 1969).

Imposible elegir una sola cinta del maestro Taboada (sobre todo tomando en cuenta que este realizador es responsable de obras maestras como ‘Veneno para las Hadas’); sin embargo, no cabe duda de que este trabajo sesentero resalta notablemente tanto por su aguzada atmósfera como por el macabro giro de tuerca de su desenlace.

terror mexicano -La Noche de los Mil Gatos. (René Cardona Jr., 1972).

Hablar del cine de serie B y exploitation en México es remontarnos a todo un universo psicotrónico; sin embargo, no cabe duda de que una de nuestra representantes más notables es esta joya psycho-gótica protagonizada por el playboy número uno del cine de horror mexicano: Hugo Stiglitz.

terror méxico



-La Mansión de la Locura. (Juan López Moctezuma, 1973).

Apoyándose fuertemente en las experimentaciones surrealistas emprendidas con anterioridad por Jodorowsky, el director de ‘Alucarda’ erige todo un mosaico de excentricidades las cuales dejan en claro hasta qué punto la mente humana se encuentra regida por pulsiones plenamente siniestras.

terror México

-Halley. (Sebastian Hoffman, 2013).

El realizador que más adelante defraudaría con ‘Tiempo Compartido’ nos ofrece una auténtica oda al horror corporal la cual no le pide nada a las mejores cintas de David Cronenberg. Una potentísima metáfora acerca del abandono y el malestar existencial que define a la condición humana, todo esto aderezado por una perspectiva nacional plagada de simbolismos.

terror México