Pulp Fiction (1994) es uno de los grandes clásicos de Tarantino y dentro de esta, The Gimp (o El Tarado) guarda su propio misterio, mismo que el director acaba de desentrañar.

Durante una entrevista con la revista Empire, el director dijo que este extraño personaje fue entrenado para ser la víctima perfecta.

Recordemos que en la película, The Gimp obedece a Maynard (Duane Whitaker), y este, cuando captura a Butch (Bruce Willies) y a Marsellus Wallace (Ving Rhames), lo deja cuidando al primero mientras se lleva a Marsellus junto a su secuaz, Zed (Peter Greene). Butch logra liberarse y noquear a The Gimp, desde aquí, Tarantino explica qué pasó con el personaje y porqué.

Según declaró, aunque no aparece en la película, en su mente The Gimp está muerto. “Butch lo noquea y, cuando despierta,se ahorca”.

El origen de este personaje lo desconocía incluso Stephen Hibbert, actor que lo interpretó en el filme. Pero el director dijo que “era un tipo que pedía viajar gratis en la carretera o alguien al que agarraron hace siete años y lo entrenaron para ser la víctima perfecta”.

Su naturaleza sumisa y de obediencia hace clara su resolución. Al decidir terminar con su vida seguramente era un mejor destino que el que tendría al lado de Zed.

Pulp Fiction es una de las películas más representativas del director y una de las consideradas de culto entre su filmografía, caracterizada por las escenas de violencia y sangre, – además del famoso baile entre John Travolta y Uma Thurman – recreadas con recursos fílmicos que hacen icónicos cada uno de sus cuadros. Como esta también resaltan Kill Bill (2003-2004) y Bastardos sin Gloria (2009).