Contrabajo, mandolina, guitarra y batería conforman la dotación instrumental de Steve´N´Seagulls, un grupo finlandés que ha encontrado la forma de dotar los clásicos de otras épocas de un espíritu campestre que, aunque no lo quieras, te hace pensar en bailar sobre el barro mientras chocas tarros de cerveza con tus camaradas.

El más reciente álbum de Steve´N´Seagulls, Another miracle, sostiene lo refrendado anteriormente, desde hace diez años, cuando el proyecto irrumpió en internet dándole un nuevo espíritu a canciones que sólo quien haya vivido en otro planeta no conocería.

Tras revivir “November rain”, “You shook me all night long” o “Nothing else matters”, el grupo liderado por Remmel vuelve con una lectura vertiginosa de “My Sharona”, originalmente popularizada por The Knack.