Steve Aoki está llevando la cuarentena bastante bien y es que acaba de lanzar un nuevo álbum titulado Neon Future IV, se la serie Neon Future caracterizada por sus colaboraciones.

Así es, a pesar de la distancia, el DJ, productor y empresario logró trabajar con músicos como Maluma, Sting, Backstreet Boys, Desiigner y Zooey Deschanel en un inesperado y gigantesco material, en el que su desarrollo dependía de la capacidad de organización de Aoki y de los medios digitales para lograrlo.

Luego de convertirse en un músico internacional, el productor puede darse el lujo de trabajar con tantas colaboraciones como le plazca. “Cuando comencé a trabajar con artistas más globales, se convirtió en una obsesión. Si estoy en Italia, Brasil, Australia, Japón, me encuentro con un estudio y empiezo a trabajar con artistas en esos países”.

A Neon Future IV lo forman 27 tracks, cada uno elaborado con músicos y artistas tan diferentes como talentosos. En una reciente entrevista para SPIN, el músico dijo que “una amistad producirá una canción increíble o un proyecto creativo”. Y es que luego de haber tenido que ponerse en cuarentena dadas las condiciones de salud mundiales, Steve Aoki no pudo detenerse, sólo cambió el plan de acción.

La música es solo una herramienta para conectarse con las personas, y debido a que es una herramienta para conectarse, no hay razón para no trabajar con ningún músico o no músico.

El resultado fue este nuevo material discográfico, ecléctico, familiar – la madre de Aoki canta en una canción – e íntimo a pesar de la distancia entre los músicos.

Neon Future IV ya está disponible en todas las plataformas de streaming:

https://open.spotify.com/album/6iXzARQs7wdSYzhYJWvJKc?si=FO53Gx6hQ-W-ztVeazNQaw

Pero la publicación de este álbum no detiene al productor, también está haciendo mucha música, muy experimental, de hecho, comentó en la mencionada entrevista que está trabajando en un alter ego completamente nuevo que está desarrollando a la par de su nueva música, y que le gustaría compartir de inmediato.

La foto de portada fue tomada de su página de Facebook.