Esta vez la banda de Austin, Spoon,  se presentará en el Pepsi Center como invitado especial de Cage The Elephant.

Esta visita a México servirá de pretexto perfecto para promocionar Everything Hits at Once: The Best of Spoon primera compilación del cuarteto texano que lanzara un par de meses atrás. Es Britt Daniel quien nos ofrece mayores datos de este album combinatorio que abarca los primeros veinticinco años de la banda y también de la visita que harán a nuestro país acompañando a Cage The Elephant el próximo 21 de octubre.

¿Cuál fue la idea de trabajar en la creación de un álbum de éxitos de Spoon, particularmente en la era del streaming y las listas de reproducción en plataformas digitales?

Hay algunas similitudes con una lista de reproducción, excepto que esta está seleccionada por nosotros. Es un producto físico, estará allí para siempre. Cuando comencé a trabajar en la idea, fui y escuché cada canción que sacamos, y cuando compilé mis notas, pensé: “Este será un compilado de tres discos”. Entonces nos dimos cuenta de que queríamos algo así como el Staring On The Beach de The Cure, que es más un mapa de pequeños caminos.

La discografía de Spoon tiene muchos contendientes de grandes éxitos. ¿Fue difícil reducir las canciones a un solo lanzamiento?

Mi primera idea fue hacer una mucho más grande: para mí fue difícil reducirlos y quería hacer algunas rarezas y lados B. Me hicieron ver que ese enfoque sería mejor para las personas que ya conocen la banda, entonces, ¿por qué no hacer un solo disco dirigido a personas que tal vez conozcan una canción o dos? Nos costó adaptar las 13 canciones allí, lo cual es mucho para un disco. Se trataba de recoger lo mejor de la cosecha, de verdad.

Spoon_PepsiCenter_Marvin

¿Qué te sorprendió más cuando volviste a escuchar toda esa música?

Me sorprendió poder relacionarme con el tipo que hizo el primer álbum, Telephono. No lo había escuchado en todo este tiempo, pero cuando lo hice, recordé el espíritu de lo que estaba sucediendo en Austin en ese momento, y lo que estaba buscando. Como, “Oh, es cierto, ese ritmo era de una canción de PJ Harvey”.

¿Cómo es tu relación con la nostalgia en general?

Nunca hemos hecho una de esas giras en torno a un álbum, nunca lo he deseado y, específicamente, no he querido. Cuando haces eso, estás mirando hacia atrás, y siempre hemos estado interesados ​​en no ser esa banda que saca un algún malo sólo para tener una excusa para ir de gira. No tengo problemas con la nostalgia, simplemente no tengo ganas de consentirme en lo que respecta a mi propia carrera.

 ¿Qué te sorprendió cuando en esta revisión de viejas canciones, miraste la progresión de la banda?

Solo algunos cambios drásticos. Lo vi especialmente entre A Series Uf Sneaks y Girls Can Tell. En el primero, estábamos tratando de ser la mejor banda post-punk. No había nada más genial que Wire and Gang of Four, y eso era lo que quería hacer. En el momento en que hicimos el siguiente disco, se trataba más de la vieja radio, Motown, y de repente no teníamos miedo de usar la reverb. Me encanta AC/DC, pero no notas muchos cambios entre los discos. Cuando escuchas nuestro catálogo, cada álbum tiene su propia identidad.

¿Qué tanto has cambiado como compositor a lo largo de los años?

He aprendido a esforzarme más. Cuando comencé a escribir canciones, se me ocurrió una canción lo más rápido posible para poder tocarla en el ensayo, de modo que tuviéramos algo que tocar. Así surgió nuestro primer álbum.

¿Qué estás explorando para el próximo disco?

Seguimos diciendo que queremos hacer un disco de rock and roll, que son todo tipo de discos de rock, ¿cierto? Incluso el último [Hot Thoughts (2017)], estaba bastante orientado a los detalles y sintetizado. Entonces, tal vez estamos reaccionando contra esos dos discos, pero es demasiado pronto para saberlo. Me gusta que estemos grabando en Austin. Era hora de hacer un álbum dónde estemos en casa.

No more articles