Quemar las naves. Eliminar todas las posibilidades de dar marcha atrás. Sólo así se puede avistar el futuro. Alcanzar la posteridad. Quemarlo todo por error, o como escribiría el poeta decadentista italiano Eugenio Montale, “bien lo sé: arder, éste y no otro, es mi significado”…

TXT :: Mixar López

Quemarlo todo por error, es la banda cachaca de la que todo el mundo ha estado hablando durante los últimos días; se ha dicho de ella que “es una propuesta Lo-Fi bien hecha”. Pero la prensa musical siempre es injusta, o más bien, un poco tonta… Quemarlo todo por error es el designio de abrazar con música al escucha. Estropearlo. Arder en notas y letras que se eleven en un fuego incontrolable sobre la boca seca. Una música caliente, urticante. Que produce heridas, que da paso al conocimiento personal. Al final, no hay margen de error en ello. Todo incendio es premeditado.

Cuánto más hemos perdido (yo ya perdí la cuenta), es su primer álbum de estudio. Compuesto por siete tracks abrasadores, y presentado a principios del 2018, este trabajo es grabado y mezclado por Juan Felipe Ávila.

Hablé con ellos acerca de lo incendiario en sus letras, de su historia como banda, sus influencias, el underground, la infancia, la remembranza y la melancolía.

“Chicos fenómeno del indie”, los ha definido la prensa especializada; ¿cómo se definirían a sí mismos?

Somos un grupo de amigos y amamos la música. La sinceridad para el mundo puede parecer un fenómeno y es entendible, pero a nosotros nos gusta tocar y dejar que los sentimientos fluyan, trabajar y aprender todo el tiempo.

¿Cómo es el underground de Bogotá, Colombia?

Es bastante grande, hay un montón de proyectos surgiendo todo el tiempo y muchos colectivos manteniendo firme la movida. Hay rap, punk, música electrónica, fiestas, ferias independientes, exposiciones, etc. Casi todo es autogestado, pero está creciendo mucho.

¿Qué es lo poco que queda de la sensación emo del 2000 en ustedes?

San: Las ansias de sentir muy fuerte y entregarse un poco a la nostalgia.

Juanpa: Está presente como una influencia por la música que hemos escuchado siempre. Ese color particular en la instrumentación.

Fonte: No estoy muy seguro; tal vez sea la intención de la música, siempre llega de una manera re personal y me hace sentir conmovido cuando estoy tocando. Esa sensación es severa

¿Por qué sus tracks suenan tanto a los fantasmas de las infancias pasadas, a remembranza y melancolía?

¡No conocemos a esas bandas viejo! (Risas). Hablando en serio, no sé, tal vez sea por la reverberación, o por el drama que a veces nos rebasa.

¿Qué hacen Santiago Alejandro Molina (guitarra y voz), Juan Felipe Ávila (bajo), Juan Pablo Rocha (guitarra) y David Fontecha (batería) cuando no están urdiendo canciones con Quemarlo todo por error?

Juanpa: Intento no pensar en mi “inacabada” carrera universitaria, pero sobre todo, me concentro en aprender y experimentar la música por mí mismo, y trabajar en mis proyectos y trabajos en distintas artes… Y doy clases por ahí de lo que salga. Tengo otro proyecto musical llamado El Lienzo de Intéri que está próximo a sacar su primer EP.

Fonte: Cuando no estoy con la banda practico en casa y me gusta salir a tomar fotos ocasionales, también trabajo en post producción de video en Rompeolas, el sello discográfico y audiovisual que formamos entre nosotros y en el cual trabajamos.

San: Dirijo nuestro sello discográfico y audiovisual Rompeolas, produzco videos y conciertos y últimamente música, con Juanfe andamos produciendo el disco de la otra banda de Juanpa y viendo qué otras bandas podrían salir por el sello.

Cuanto más hemos perdido… (yo ya perdí la cuenta), disco grabado entre junio y diciembre de 2017 nace en las afueras de Bogotá; ¿cómo ha sido la experiencia de crear éste álbum con sus propios recursos y medios?

Hacerlo bajo nuestros propios medios fue un reto que decidimos afrontar, demostrarnos que podíamos lograr lo que nos propusiéramos. Juanfe tenía elementos suficientes para grabar y viajamos muchos días a su casa. Fue una escuela para nosotros como grupo, porque nunca habíamos hecho algo así, San y Fonte aprendimos a tocar y cantar en el proceso, tuvimos que aliarnos y complementarnos en conocimientos, Juanfe también iba explorando cómo grabar cada vez mejor. Fue algo difícil, pero tuvimos el control siempre y eso valió la pena. No pensamos qué impacto podría llegar a tener, pero teníamos muchas ganas de sacar un disco, de cualquier manera.

¿Qué lecturas y autores los ayudaron a componer los tracks de Cuanto más hemos perdido…?

Podemos mencionar algunos músicos o letristas que nos influyeron:

Santiago Motorizado, Mario Camarena (Chon), El cómodo silencio de los que hablan poco, Isla Tortuga, Patio Solar, Joaquín Plaga (Len Rocket), Javier Reyes (Animals as Leaders), La ola que quería ser Chau, Mike (Corriendo), Fugazi, Shonen Bat, Elephant Gym, incluso, diríamos que el “J-Rock” también está por ahí latente

¿Cómo fue para Juan Felipe trabajar en la mezcla de su propio disco?

Fue una experiencia en la que aprendí muchas cosas nuevas, hubieron obstáculos que se superaron y también hubieron errores que ahora ignoramos con cariño, siento que la mezcla estuvo muy influenciada por el criterio de todo el grupo y eso hizo que me sintiera muy apoyado durante todo el proceso

Háblenme explícitamente del track “Bien colocados”.

“Bien colocados” puede pensarse desde dos caminos diferentes pero que van al unísono: la instrumentación y la letra. Bien colocados nace como el ejercicio de la banda por acercarnos al sonido del “Math Rock” a través de sus dinámicas y adornos característicos, sobre todo en la guitarra. El juego del tapping donde básicamente puedes jugar a crear patrones llamativos e interesantes, acompañado de una instrumentación cambiante y progresiva en el tiempo.

La letra fue una idea sencilla para poder gritar y corear, somos personas simples, nos gusta fumar y caminar mucho

¿Con qué banda mexicana les gustaría colaborar?

Estaría hermoso con Dromedarios Mágicos, porque pudimos tocar alguna vez en Bogotá y nos caímos muy bien (risas), o alguien que haga Rap o Math. la verdad queremos conocer más artistas mexicanos.

¿Cuándo pisarán tierras aztecas?

¡Cuando nos inviten! Esperamos que pueda ser este año, ¡por favor!

 

No more articles