#SangredeMetal

Slayer ha anunciado la que será la última parte de su gira de despedida. Las bandas que acompañarán al legendario cuarteto californiano serán Primus, Ministry y Phil Anselmo & The Illegals. Los 18 conciertos sucederán entre el 2 y el 30 de noviembre, todas en Estados Unidos y el cierre será en el Forum de Los Ángeles. Al final de la gira, la banda habrá realizado siete diferentes corridas en todo el mundo, una serie de conciertos en algunos de los festivales más importantes del mundo y habrá visitado 30 países. La suma total de conciertos será de 140, con cuarenta de ellos en suelo estadounidense. Esta última corrida de fechas llevará por nombre “The Final Campaign Tour”.

Como era de esperarse, la banda ha recibido reseñas muy favorables por todo el mundo. Al ser anunciada como la última gira que realizarán bajo el rubro Slayer, la banda ha invertido más en pirotecnia y efectos especiales que nunca antes y ha ofrecido un concierto cercano a las dos horas de duración, algo que no era tan común con ellos.

El futuro de los originales Tom Araya y Kerry King es incierto. Araya ha manejado un discurso estable desde hace algunos años en torno a la idea de tener una vida familiar más estable, mientras que King ha dicho siempre que no se imagina alejado totalmente de la música, por lo cual se puede esperar que aparezca de vez en cuando en discos de otras bandas o como productor, por ejemplo. Por su parte, el actual baterista, Paul Bostaph, ha tenido una larga y fructífera carrera con diversas bandas como Testament, Forbidden y Exodus, entre otros, por lo cual no sería raro verlo en acción con alguien más sin que pase mucho tiempo, y finalmente, Gary Holt, actual guitarrista, regresará a su banda primaria, que es Exodus.

Muchos cuestionan si de verdad será el final de Slayer o no, pero mientras algo no cambie, la corrida estadounidense será la última oportunidad para algunos fans mexicanos que podrían viajar a alguna de esas fechas y atestiguarlos una vez más. La última vez que tocaron en nuestro país fue en el Force Fest de Teotihuacán, en medio de tremendo aguacero.


Crédito de la foto: pitpony.photography