TXT: Toño Quintanar

La década de los noventa fue un contexto increíblemente propicio para las revoluciones de carácter musical.

Mientras que en América se cocinaban formidables estilos como el grunge y el rock alternativo; en el Reino Unido surgiría un movimiento el cual retomaría los rasgos más emblemáticos del rock inglés para empujarlos hacia dimensiones insólitas.

Obviamente, nos referimos al Britpop.

A continuación, te ofrecemos un top con siete cintas que abordan este increíble movimiento sonoro:

7. No Distance Left to Run. (Dylan Southern, Will Lovelace; 2010).

Blur es, definitivamente, la banda que hizo del BritPop un auténtico fenómeno de masas. Esta cinta documenta de forma pormenorizada la serie de procesos anímicos que Damon Albarn y compañía experimentaron durante su conmovedor regreso a los escenarios en 2009.

6. The Stone Roses: Made of Stone. (Shane Meadows, 2013).

El director de This is England (2006) nos ofrece un vívido retrato de la banda que cimentó las bases del indie rock inglés. Presente y pasado se intercalan de forma delirante a lo largo de esta cinta gracias a un montaje libre de restricciones.

5. Pulp: a Film About Life, Death and Supermarkets. (Florian Habicht, 2014).

Imposible hablar de Britpop sin mencionar a Pulp. La historia de este grupo, así como los pormenores de su reencuentro, se ven capturados a lo largo de este entrañable documental que ningún nostálgico de corazón puede perderse.

4. Seven Ages of Rock: Brit Rock. (2007).

Seven Ages of Rock fue una serie de documentales producidos por la BBC los cuales tenían la nada sencilla misión de resumir de forma concreta la historia del rock. Por supuesto, uno de los capítulos más memorables de este show fue aquel que estaba dedicado al Britpop.

3. Kill your friends. (Owen Harries, 2015).

Londres, mediados de los noventa. Nicholas Hoult interpreta a un ambicioso ejecutivo discográfico quien está dispuesto a TODO con tal de escalar en el cada vez más competitivo mundo de la música.

2. Trainspotting. (Danny Boyle, 1996).

Un clásico definitivo del séptimo arte el cual capturó la brújula existencial de toda una generación mediante una serie de atmósferas sonoras sumamente emblemáticas.

1. Live Forever. (John Dower, 2003).

Simple y sencillamente, el mejor documental de Britpop jamás rodado. Este pormenorizado trabajo audiovisual narra de forma sumamente completa el surgimiento, auge y decadencia del rock británico noventero.

No more articles