Ahora que Tarja tiene ya en el mercado su nuevo disco, en Sangre de Metal nos dimos a la tarea de entrevistarla y tratar de conocer sus impresiones sobre algunos temas. Esto fue parte de lo que nos dijo.

Sobre las letras, más introspectivas que en otras ocasiones: “Para este disco tenía la creencia de que la única manera de escribir las letras era hacerlas profundamente personales. Quería sacar todo, no guardarme nada. Hacia el final del año pasado me sentía realmente cansada, drenada, sin energía. Había pasado los últimos años dedicada de lleno a trabajar y de pronto se me había agotado toda la energía, y eso fue aterrador.

“En ese contexto fue que empecé a escribir las letras de este disco. Honestamente, no sabía si sería capaz de lograrlo, pero al final encontré la fuerza suficiente y las escribí. Fue un proceso doloroso, pero al final, haberme sobrepuesto a esos sentimientos y a ese reto me fortaleció. Cuando terminé las últimas líneas de las letras tuve un sentimiento de verdadera felicidad y libertad, me sentía llena. La música contiene mucho poder y sí, se trata de un disco muy personal, aunque aún así espero que mis seguidores encuentren las canciones inspiradoras y que le encuentren su propio significado. Por esa razón es que suelo escribir mis letras un tanto abiertas, para que quienes las escuchan sean libres de entenderlas a su modo”.

Sobre la maternidad, una condición de vida que necesariamente le habrá cambiado la vida y cómo podría explicarlo desde la perspectiva artística, sin exponer a su hija, contestó cándidamente: “Ser madre es un privilegio, ahora tengo un nuevo amor en mi vida y es hermoso. No existe nada en el mundo que pueda ser comparado con la experiencia de la maternidad, el lazo que se ha creado entre mi hija y yo es increíble, pero eso no ha detenido mi pasión por la música, mantengo mi actividad tal cual lo hacía antes de que ella naciera. Ella siempre está cerca de mi cuando estoy en proceso creativo, nunca le pido que se aleje, su espíritu es algo muy positivo para mí así que la dejo estar cerca. Naturalmente, el haberme convertido en madre ha cambiado mi percepción de la vida y ha impactado mi arte, sobre todo porque mi vida personal y mi arte van muy de la mano; si no escribiera desde el corazón, el resultado no sería real”.

En el disco, Tarja transmite muchas emociones. Hay momentos en que con su voz crea una impresión similar a la que provocan los buenos actores, esos que con su interpretación hace que uno crea en el personaje; a veces transmite tristeza, en otras algo de existencialismo, y parece que ella no se siente incómoda con esa apreciación: “Trato de ser una contadora de historias con mis canciones. Actualmente puedo colorear de mejor manera mis canciones y ya no tengo problemas vocales. Mi entrenamiento vocal me ha traído mucha paz, mientras más me entreno, más fácil se me dan las cosas, ha sido algo muy importante y ahora sé que no lo abandonaré nunca porque el progreso que he logrado es muy palpable, y me hace muy feliz. Además, como la gran mayoría de letras las escribo sola, eso me permite interpretar vocalmente los sentimientos que tenía cuando escribía las canciones”.

Tarja y Nightwish. Ese binomio es difícil de separar, pero a diferencia de otros artistas que prefieren no hablar de su ex banda, ella aceptó contestar algo sobre su pasado. La pregunta era en la idea de que ella se fue de ahí justo antes de que ellos explotaran comercialmente. Sin ella, es posible pensar que no habrían llegado al punto en el que están. Con eso en mente, la pregunta fue, ¿extrañas algo de la vida en el contexto de una banda? No necesariamente a ellos como personas sino el concepto de estar en una banda: “Honestamente no. La libertad que tengo en la actualidad como artista solista no tiene precio. Claro, con esta libertad también viene mucha responsabilidad, pero aún así lo prefiero un millón de veces antes que unirme a otra banda. Antes era nada más la cantante en una banda, sin que mi voz tuviera peso en la toma de decisiones; hoy escribo mi propia música, produzco e interpreto mis propias canciones para audiencias en todo el mundo, me siento bendecida”.

Finalmente, hicimos un pequeño ejercicio de decirle algo y dejar que Tarja contestara lo primero que se le viniera a la mente. Estos fueron algunos resultados del ejercicio. México: “El país de la comida picante que tanto me gusta”. Nightwish: “Uno de los retos más grandes en mi vida”. Dios: “Creo en él a mi manera”. Donald Trump: “Presidente de Estados Unidos. No me meto en cosas de política”.

Tarja regresa a la palestra con “In The Raw”, disco que se encuentra disponible en formatos físicos por parte de e.a.r Music y en formatos digitales por medio de Altafonte. Entre el 22 y 27 de octubre, la cantante finlandesa se presentará en vivo en Querétaro, Monterrey, Ciudad de México, León y Guadalajara.

tarja en circo volador