Senadores ofendidos por el provocativo “hijos de la chingada” con el que Rubén Albarrán, cantante de Café Tacvba, saluda en el senado.

El pasado 18 de julio se inauguró el foro Los costos de la masculinidad tóxica: Retos y Alternativas para la igualdad y el bienestar” en las instalaciones del Senado de la República.

Durante la inauguración de este foro, impulsado por la senadora de Morena Citlali Hernández, el cantante de Café Tacvba, Rubén Albarrán, leyó un texto de bienvenida. Dicho texto trató de la “masculinidad tóxica” en nuestro país, tema central que se trataría en este encuentro.

La lectura de Albarrán inicia con un provocativo “Respetuosos y empáticos saludos, hijos de la chingada”. En obvia referencia al texto en el que Octavio Paz desmenuza el concepto de “la chingada” en su obra “El laberinto de la soledad”.

Pero parece que varios de los senadores presentes no entendieron la referencia y de inmediato externaron su indignación a través de sus cuentas de twitter.

Tal es el caso de algunos senadores del PAN y del senador de Morena Julen Rementeria, quien de inmediato tildó al evento de “payasada” en un dejo de inconformidad quizá un poco exagerado.

ruben-albarran-senadores-chingada-twitter

Rubén Albarrán en el Senado “Hijos de la Chingada”

El texto de Albarrán, más que intentar ofender a nadie, es un análisis del problema de la masculinidad tóxica. En dicho texto, el artista invita a reflexionar nuestras acciones para encontrar un equilibrio entre mujeres y hombres.

Usa la metáfora del padre violador y golpeador y la de la madre violada o chingada, para referirse a las dos caras de la moneda que componen nuestra sociedad.

Remata y cierra con un emotivo “La patria murió: ¡que viva la matria!”.

Para evitar cualquier mala interpretación y para no sacar ninguna palabra de su contexto, aquí les dejamos el discurso completo, ustedes tendrán la mejor opinión:

No more articles