#SangredeMetal

Los griegos Rotting Christ han pasado de ser una banda extrema como muchas otras que hay a convertirse en una de las bandas más exquisitas del subterráneo metalero actual. Este próximo jueves regresarán a México para ofrecer un concierto en el Sala (Puebla esquina Insurgentes, en la Roma) y lo harán con disco nuevo bajo el brazo. “The Heretics” fue editado internacionalmente en febrero pasado por el sello francés Season of Mist, fue grabado en Suecia y mezclado y masterizado en Suecia. El resto de la gira incluye fechas en el Maybach Concert Hall de León (14 de junio), Foro Independencia de Guadalajara (15 de junio) y Café Iguana de Monterrey (16 de junio).

La importancia de Rotting Christ va más allá de haber logrado encabezados por que, alguna vez, Dave Mustaine, de Megadeth, dijo que no querría compartir escenario con ellos ya que el nombre de la banda era demasiado ofensivo para sus creencias religiosas. La del cuarteto ha sido más bien una historia de éxito de esas que suceden pocas veces. Fueron la primera banda griega de Black Metal que en verdad logró un impacto en la escena internacional, y de ahí se abrió la puerta para que crecieran otras más, tanto así que se les denomina los creadores del sonido blackmetalero griego que se hizo muy popular a principios de los 90.

Rotting Christ gira Sla Puebla concierto boletos

De origen sonoro más bien enraizado en el grindcore, hacia fines de los 80 la banda adoptó elementos de bandas como Celtic Frost y Venom y creó su propia marca de Black Metal. El primer impacto más global que lograron fue en 1996, año en que firmaron con el sello Century Media, mismo con el cual estuvieron por 10 años. Luego firmaron para Season Of Mist, que si bien es un sello más chico, es también más enfocado al metal extremo, algo que ha ayudado enormemente a la visibilidad de los atenienses.

Con más de treinta años de carrera, Rotting Christ ha visto ir y venir géneros y modas sin que les haya afectado en nada. Han sido vetados y hasta arrestados meramente por el nombre de su banda, pero nunca se han rendido. Ni siquiera se trata de una banda de satanistas, lo cual de entrada en el mundo democrático no debería ser un problema, se trata más bien de una banda cuyo concepto retrata el lado oscuro de las sociedades modernas. Ahora, en términos estrictamente musicales, se trata de una de las mejores bandas extremas que han salido del continente europeo.

No more articles