Miembro fundador, junto a Stephen Mallinder, del combo experimental Cabaret Voltaire, Richard H. Kirk ha fallecido a los 65 años de edad. Desde su adolescencia, Richard supo que no hay mayor fuente de inspiración que el aburrimiento; en la música encontraría la mejor salida ante el fastidio.

TXT:: Jacobo Vázquez

En su adolescencia, Richard H. Kirk disfrutó de las fiestas de dub a las que asistía con su futuro compañero de banda, Stephen Mallinder, asimilando el ritmo que estaría presente en la mayoría de sus discos. Cabaret Voltaire, como sus mismos miembros han comentado, tuvo como fuente de inspiración principal el primer disco de Roxy Music y la influencia definitiva de Brian Eno; sí, eso que no era música y estaba al lado de la música.

Siempre con un sentido del humor provocador, desde su primera actuación en un bar universitario, donde los músicos mintieron al decir que eran una banda de rock para acabar enfrascados en una pelea campal, Cabaret Voltaire tuvo claro que la suya no sería una carrera convencional. Firmado por los legendarios sellos Factory Records, Rough Trade, Some Bizarre y Mute, el concepto sonoro nunca supo de repetición; a cambio, reflejó los tiempos turbulentos del Thatcherismo con su álbum Red Mecca, así como el fanatismo religioso televisado en su disco The voice of America. La banda se refería a la experimentación como un proceso cuyo resultado es la accesibilidad, misma que consiguió con trabajos como The crackdown y Micro phonies.

Visualmente, Cabaret Voltaire siempre fue un combo atractivo. Cuidadoso con su apariencia, incorporó collages en video para sus presentaciones. Una lección muy bien aprendida de sus años como fan de Roxy Music. Así, pasó de las chamarras de cuero a las camisas hawaianas y a la ropa con ecos militares. En la música y en la imagen imponía cánones que rápidamente se convertirían en cliché para las bandas que le seguían. Por otro lado, sus samplers de programas de televisión y películas se volvieron  sello inconfundible para grupos industriales de los años 80. Pasado el tiempo, la etapa del deep house y de la música ambient de los años 90 mantuvo a Cabaret Voltaire como referente de la generación rave global.

En 2020 Richard H. Kirk retomaría el proyecto, ya sin Stephen Mallinder, y editaría Shadow of fear, álbum donde sintetiza muchos de los elementos característicos de sus producciones anteriores. Con la partida de Richard, se difumina la silueta de uno de los músicos más interesantes de la música de vanguardia inglesa, alguien que siempre tuvo como objetivo conseguir, a través de la experimentación, el beat perfecto.