La cantautora y músico colombiana, Soy Emilia, estrena un álbum con el que da continuidad a su EP debut y con el que espera embarcarse a una gira por Colombia, pero también por diferentes países latinoamericanos.

Soy Emilia_Entrevista Marvin

Conocida por haber sido, durante ocho años, bajista en la banda de soporte del interprete colombiano Esteman, Juanita Carbajal se embarcó en su proyecto solista desde hace dos años. Con Soy Emilia (o simplemente Emilia), Juanita lanzó Mala Intención, EP que sirvió como debut en el mercado colombiano y para este año presentó Reconstrucción, su segunda placa.

Reconstrucción es un larga duración con doce cortes en los que Juanita viaja de la reflexión a la desesperación, sensualidad y desamor. En cuatro de las canciones Juanita Carbajal contó con las colaboraciones de Javier Arce, Juan Por Dios, Medio Picky y Jona Camacho.

A dos años de haber emprendido este proyecto solista, ¿cómo lo has vivido?

Ha sido una experiencia satisfactoria y también como se llama disco, de reconstrucción. El proceso que he vivido durante estos años, trabajando en este disco, ha sido un tiempo de reconstrucción personal que me encontré y que se vio reflejado en la música también. 

¿Cómo llega la inspiración a ti y la transformas en una canción?

Con Mala intención, el EP que lancé en un principio, mi proceso musical siempre fue con el bajo y un looper. Así construía armonías en el bajo e iba pensando en los beats y en cuanto a las letras, siempre he utilizado experiencias personales. En ese momento eran un poco de desamor. A medida que fui componiendo más y más, empecé a utilizar otros métodos de composición para las letras, intentando siempre utilizar el mismo método en la música.

Para este nuevo disco tus canciones son más introspectivas.

Sí, por ejemplo en “Extranjera” que refleja un sentimiento como de no pertenecer a ningún lugar, tras haber girado tantos años junto a Esteman. O “Cactus” que literalmente es una canción donde hablo sobre como me imagino yo que sería la vida de un cactus en el desierto, todos los días viviendo lo  mismo, teniendo déjà vus.

¿A qué suena la música que haces?

Esta muy influenciada por beats muy colombianos, por el baile. Cuando empece, me di cuenta que me gustan mucho proyectos como Bomba Estéreo y toda esta electrónica bailable. También con beats de dance hall, algunas guitarras como champeteras caribeñas y es parte de lo que escucho todos los días y de la música que a mi me gusta. En mi música encuentras ritmos bailables, muchos sintetizadores y por supuesto el bajo eléctrico que es como trademark.

Hablando del bajo que es el instrumento que te caracteriza, tienes alguna preferencia por alguna marca o modelo? 

Hoy en día utilizo Gibson, porque era un sonido redondo, como más hacia los medios y tengo un Les Paul Junior que se acomoda más a mis manos. Finalmente no tengo las manos grandes y este Junior es muy amable conmigo. Gibson es una de mis marcas favoritas y las que más utilizo hoy en día.

Considerando tu experiencia tocando en vivo, ¿qué te resulta más fácil o complejo, interpretar tu música o la de alguien más?

Creo que es más fácil hacer mi música e interpretarla, porque sé lo que quiero y como lo quiero hacer. Cuando interpreto la música de otros artistas, es mucho mas delicado, porque tengo que interpretarlos a ellos. Con Esteman siempre fuimos muy cuidadosos, por ejemplo, con las voces femeninas, el color con el que quería que cantara en cada canción. Creo que más difícil tocar otras canciones que las mías. 

¿Cómo ha sido tu relación con el público mexicano, considerando que has tenido oportunidad de interactuar con tus seguidores de este país desde que acompañabas a Esteman?

¡Ha sido increíble! Los pasos que di con Esteman me permitieron entrar a un lugar donde no conocía y conocer a un público que me apreciaba de cierta manera. Desde el primer año que lance mi EP, pude hacer Circuito Indio, tocar en Departamento o Caradura. Recuerdo que, por ejemplo en Departamento entraron como cien personas a los seis meses de iniciado el proyecto.

Hablando de las canciones que dan forma a Recontrucción, ¿se trata de composiciones que trabajaste especialmente para este disco?

Algunas son canciones que fueron parte del EP y otras que fui sumando para integrar el disco. Y bueno, sigo componiendo así que espero hacer un Reconstrucción deluxe, que podamos tener el siguiente año.

¿Qué metas tienes con este disco para lo que resta del año?

Hacer un lanzamiento especial en vivo en agosto, llevarlo en una gira a diferentes localidades de Bogotá, Bucaramanga, Medellín y replicar esto mismo en México. Quisiera poder tocar en Chile. Este disco tiene muchas colaboraciones masculinas y me gustaría incrementar las femeninas, me encantaría colaborar con Vanessa Zamora, por ejemplo. 

¿Te veremos pronto en México?

Sí, estoy esperando organizarme para ir en octubre.