Eslovaquia es un país enclavado en el corazón de Europa. Es el hogar del reconocido festival Metal Dayz y a pesar de su tamaño (alrededor de cinco millones y medio de personas), tiene una vibrante escena metalera. En ese contexto nació Realms of Chaos, una banda de Brutal Death que al mismo tiempo es técnico y pulido. 

El cuarteto se formó apenas en 2016 y se la ha llevado con calma, un poco en el estilo del dicho que reza que el disco más fácil de hacer es el primero, porque no hay presión de tiempo. Con esa idea en mente, la banda dedicó su año de formación en establecer su sonido y concepto dentro de la sala de ensayo. Para 2017 comenzaron a tocar por todos los rincones de su país y editaron Demo de dos canciones, limitado a 100 copias, en formato “hágalo usted mismo” llamado Spawn Promo. En todo este tiempo trabajaron sin bajista fijo.

En 2018 comenzaron los preparativos para grabar un disco debut, pero lo más importante fue que finalmente encontraron un bajista. Tras acoplar el sonido de la banda con presentaciones en vivo y sesiones de composición, finalmente lograron tener su disco debut, The Seed, en 2020. Cuando todo parecía funcionarles bien, a principios de año llegó la pandemia de Covid-19 y detuvo sus planes de encontrar un sello que los apoyara, además de que se quedaron sin guitarrista. Meses más tarde, cuando el verano estaba de lleno en el hemisferio norte, el destino les sonrió nuevamente y firmaron un contrato con Downfall Records, sello sueco dedicado al Black y Death. Así, los 42 minutos repartidos en ocho temas que dan vida al disco estarán disponibles hacia finales del año. Para darse una idea de cómo suena la banda se ha editado un video del tema “Another Day, Another Skin”

LEE MÁS NOTICIAS DE LO MEJOR DEL METAL AQUÍ