El sello mexicano Death In Pieces Records lanzó un split CD con los rumanos Putred y el proyecto unipersonal catalán Putrid Death. Descrito por el sello como “podrido, asqueroso y nauseabundo”, el disco contiene ocho temas (cuatro por cada banda) y se ofrece en edición limitada a 300 piezas en CD bajo el título de Rotting while they breathe.

TXT:: Luis Jasso

En el caso de Putrid Death, toda la música y voces son creación de Robert García, quien ofrece un death/doom denso, apabullante y crudo. Se trata de cuatro canciones que en 2020 fueron editadas en un EP digital, así que ésta es la primera vez que estarán disponible en formato físico.

Por su parte, Putred es un trío rumano, fundado en la zona de los bosques Cárpatos, en Transilvania. La banda toca death lento y macabro y tiene a la fecha un par de demos y una recopilación. Los cuatro temas que vienen en Rotting while they breathe salieron originalmente en un demo casete editado por el sello italiano Unholy Domain Records

Se trata, como suele suceder con los materiales de Death In Pieces Records, de un disco extremo en el cual se mantuvo el sonido original de ambas bandas, sin adornos ni remasterizadas. Un aura cruda y subterránea que, como se ha dicho en otras ocasiones en esta columna, es lo que hace y hará que el metal no desparezca. 

Estamos ante un material interesante para coleccionistas y buscadores de nuevas bandas. Probablemente no sean canciones que vayan a cambiar el curso de la historia, porque no son radiables ni comercializables, pero operan como fotografías sonoras únicas que pueden servir de música de fondo para quienes gustan de hacer ejercicio, o bien para quienes disfrutan de la crudeza imperfecta del death metal con sabor a vieja escuela.

En ambos casos, más allá de la putrefacción, se encuentra algo de melodía. Y ojo, eso no quiere decir pasajes con teclados o coros, sino riffs que son distinguibles y que uno como escucha puede tararear. Para oídos entrenados y capaces de encontrar la belleza en el caos sonoro.