TXT :: Mixar López. 

Artistas sonoros y chamanes de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde confluye el Centro del Universo para las etnias asentadas en La Montaña, donde se dice, descendió la humanidad.

Reverberación, serenidad, algarabía y sensibilidad en su música. Y aquello que brota de sus instrumentos se incorpora en nuestras vidas y se afina con el noise; si no has oído a la naturaleza, a las montañas, al Campo Amalia susurrándote allá, donde se libró la batalla entre los ejércitos liberales y conservadores de Subachoque, es un buen momento para darle oportunidad a Hermanos Menores. Un patrón tan antiguo como el viaje de la humanidad a través de la historia, de tu propia alma en resonancia con el sonido y la aceptación.

A propósito de que Hermanos Menores están prontos a dar una gira por México, charlamos con ellos de ese y otros temas.

¿De dónde surge el nombre de Hermanos Menores ?

Surge como un auto-reconocimiento de la condición que nos corresponde frente a los provenientes del territorio circundante a la Sierra Nevada de Santa Marta. Es la cadena montañosa más grande del litoral colombiano y es ahí donde converge el centro del universo para las cuatro etnias —Wiwa, Kankuamo, Kogui y Arhuaco— asentadas en las terrazas de la montaña. De allí dicen que descendió la humanidad empezando por ellos, los hermanos mayores, vigilantes de la regularidad y el equilibrio de los ciclos cósmicos. Todos los demás, quienes vinimos después somos hermanos menores, sin mayor conocimiento y tacto sobre la naturaleza, enceguecidos por las dinámicas de la vida moderna.

¿Qué es lo que Sergio Moreno (en la batería) le inyecta a Hermanos Menores, desde el 2016?

Básicamente adrenalina. Por un lado, con Sergio y su forma tan particular de pegarle a los tambores alcanzamos lo que no habíamos podido lograr durante todo nuestro primer año de bocetos sonoros. Queríamos que Hermanos Menores fuera una banda que sonara grande e hiperactiva y Sergio traía eso consigo. Por otro lado, le pega duro, hace cosas que nos sacan a Alejandro y a mi de cualquiera de nuestras zonas seguras, nos ha llevado a explorar otras fronteras de sonido obligándonos a replantear nuestras maneras de interpretar y componer. Era lo que nos hacía falta.

¿Cuál es la narrativa o el hilo negro que se teje en el EP Entonces Vi Dos Medusas? -una obra en tres partes, de atmósfera noise.

E.V.2M.” es un tributo sonoro y abstracto al agua de la tierra. De ahí el nombre de las tres piezas que la componen: “A” –agua-, “D” –de-, “T” –tierra-. Realmente es tan solo un experimento rudimentario de música electroacústica cuya narrativa, si es que la hay, queda a la libre interpretación de quien se siente a escuchar la pieza de principio a fin. La verdad es que el nombre surgió un día en el puerto de Trieste, Italia. Contemplaba el movimiento del agua y fue entonces cuando vi dos medusas. La segunda era más grande que la primera.

Campoamalia by Hermanos Menores

“Las ideas, como las pulgas, saltan de un hombre a otro, pero no pican a todo el mundo”, decía Stanislaw Lem, autor de Solari. Hermanos Menores es una de las únicas bandas con propuesta en Bogotá. ¿De dónde provienen sus ideas?

Me parece apresurado decir que es una de las únicas bandas con propuesta en Bogotá como si se tratara de pocas. No quisiéramos cargar con esa cruz. Entendemos la inquietud, pero no consideramos que sea así. Bogotá es una ciudad gigante, tal vez no tan grande como CDMX, pero sí lo es. En sus entrañas guarda una cantidad de tesoros musicales que no deben considerarse minucias por su poca visibilidad o por las reproducciones y los “me gusta” que puedan demostrar en el mundo virtual. Tampoco porque sus convicciones van más allá de la industria y la moda. En Bogotá hay muy buenos sonidos en el campo del jazz y la improvisación libre, hay punk de primera, hip-hop avasallante, metal para todos los gustos y a diario surgen propuestas ávidas de experimentación que le han dado a la ciudad un panorama musical que hace unos años era impensable.

Quizá lo que se está quedando corto es todo lo demás que rodea a las bandas; son los escenarios -muchos de los buenos espacios que había han ido desapareciendo y ahora todo se reduce a tres o cuatro-, al tiempo que el monopolio de los grandes festivales se afianza y al buen periodismo musical lo ha venido desplazando la cantidad de vagos reportajes con sed de popularidad más que de buen contenido. Qué daño el que le hace este fenómeno a la música en Colombia. Lo que hace falta es desparasitar a Bogotá de esas propuestas precarias; desparasitarla de mercenarios del arte para que los tesoros musicales en cuestión florezcan como tengan que florecer, se nutran de nuevas referencias y a su vez nutran las audiencias… En cuanto a nuestras ideas, surgen al caminar.

La prensa los ha definido como “la sensación de haber estado en una pelea tras recibir el primer puñetazo que despierta todos los sentidos”. ¿Cómo se definirían a ustedes mismos?

Siempre es difícil autodenominarse. En el colegio, uno a penas con diez años de vida, ya debe poder identificar sus mayores virtudes y hablar de sus defectos y hacer ejercicios de meta-cognición y autoevaluación. Aún hoy, después de tres años de estar tocando juntos nos cuesta sentirnos representados por un género o dar una definición concreta de nuestro sonido. Aquí, por ejemplo, ya voy por la quinta línea de texto tratando de dilucidar una respuesta. Alejandro lo ha descrito en ocasiones como “Psicodelia para nuestros días”, Sergio lo ha explicado como un ritual, y creo que toda definición es “bienvenida”. O mejor: toda definición honesta es bienvenida. Yo, Daniel, aún no he encontrado la mía. A lo mejor me refiera a HM como uno de los mayores disfrutes de mi vida… ¿Vale como definición?

¿Qué es lo que el ambient y el noise-rock le brindan a Hermanos Menores ?

La respuesta a esta pregunta puede leerse obvia, pero fundamentalmente nos han brindado herramientas. Al igual que el resto de nuestro bagaje musical nos ha brindado recursos de los cuales nos valemos constantemente para reinventarnos en cada composición.

¿Es Hermanos Menores un proyecto de arte sonoro más que una elocuente banda de rock?

La ventaja de denominarlo como un proyecto de arte sonoro es que las posibilidades se ensanchan y se potencian. No se si sean excluyentes la una de la otra, pero decir que es arte sonoro nos ha permitido dialogar con otras disciplinas, bien sean del arte o de otros oficios. La banda pasaría a convertirse más en una plataforma para hacer arte que suena, sin estar debiéndole nada al rock o al género que sea.

Hermanos Menores

FOT :: Mateo Rudd

Ruidos de fábrica o de multitudes, conversaciones y gritos, el universo sonoro de Hermanos Menores ofrece un encanto de murmullos y de ruidos; la fuerza expresiva de las sonoridades del barrio, su poder de hechizo, su acción directa sobre la sensibilidad, su magia actúa en directo sobre el oyente de distinto modo que las estructuras sonoras constituidas por una fuga, una sonata o una sinfonía. ¿Qué otras resonancias caben en Hermanos Menores ?

¡Bienvenidas las resonancias! En este púlpito caben todas las que suenen a ciudad y a monte; a tierra y asfalto; al sol y el horizonte. Las reverberaciones que provengan de adentro y que comulguen con los tres, son las que abarcamos desde Hermanos Menores.

¿Cómo es la escena underground y de noise-rock en Bogotá?

Como mencioné, Bogotá es inmensa, así que su escena subterránea es difícil de abarcar. Hay música para todos los gustos y en diferentes sectores de la ciudad. Ahora bien, en cuanto al noise-rock, desafortunadamente llegamos tarde. Hay pocos espacios donde se le hace justicia. A los que nos gusta, nos reunimos en Matik-Matik o en Rat Trap, en el corazón de Chapinero, un miércoles o un jueves a tomar ron y escuchar.

hermanos menores

¿Qué es Campoamalia?

Pegado solo es el título del primer álbum de Hermanos Menores. “Campo Amalia”, por otro lado, fue el nombre que se le dio al monte donde se libró a mediados del siglo XIX una terrible batalla entre los ejércitos liberales y conservadores en las inmediaciones de Subachoque, municipio donde concebimos el disco. El nombre solo hace eco a la violencia perpetua de nuestro país, auspiciada por los partidos políticos.

¿Qué estaban leyendo cuando compusieron “La Primera Piedra Que Surgió Del Caos?

Walkscapes: El andar como práctica estética de Francesco Careri. El menhir es la primera piedra que surgió del caos

¿Para cuándo su gira por México?

Del 21 de agosto al 09 de septiembre.

Sigue a hermanos menores en su fanpage.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here