A veces las influencias definitivas de nuestros gustos musicales llegan de donde menos se espera ¡de tus papás!

Piro de Dangerous Rhythm entrevista a Ricardo Bravo, periodista especializado en el rock en español, en particular el mexicano, para platicar del punk y su llegada a México.

Ricardo, ¿qué andabas haciendo en 1978? 

Estaba en la secundaria, era muy fan del futbol y estaba empezando a cambiar mi afición por los cómics –tenía un cuarto lleno de cómics de Batman y todo eso– y por la música. Estaba comenzando a hacerme de discos de Queen, de Pink Floyd, de Kiss…

¿Y en esa época tuviste algún contacto con Dangerous Rhythm?

Mi primer contacto debe haber sido en el 80, 81, yo estaba muy metido en el new wave, pero mi papá era muy seguidor de algunas cosas del rock en español, le gustaban específicamente Jaime López, Chac Mool y Dangerous Rhythm. Un día llegó y me dijo: “tienes que oír estos discos”. Eran Roberto y Jaime. Sesiones con Emilia de Jaime López,  Nadie en Especial de Chac Mool y el Ep de “Electroshock” de ustedes.

¿Tuviste contacto con Hip 70, llegaste a ir?

Yo no tenía la edad para asistir, pero ya estaba en contacto con gente que iba a Hip 70 y me llamaba muchísimo la atención, me daba cuenta que algo estaba empezando a suceder, que ése era el lugar donde estaban pasando las cosas que queríamos que sucedieran en México de manera más común y más amplia. Hay que recordar que veníamos de un período en los años 70 donde hubo una devastación debido a la represión del gobierno, quedó todo como un llano, y en los 80 bandas como Dangerous y lugares como Hip 70 empezaron a sembrar en el desierto…

Se empezaron a abrir puertas.

Se empezó a construir algo que en menos de 10 años se convirtió en una cosa que quienes estábamos metidos en el rock en español, en el rock mexicano, jamás pensamos que iba a suceder, que fue Rock en Tu Idioma. Se fueron concatenando una serie de hechos, en los que Dangerous Rhythm fue partícipe, que cambiaron para siempre al rock mexicano.

¿Tú te identificas con el punk o no?

Sí, es un género que me gusta, un género que fue muy necesario en la historia del rock. Éste estaba llegando a un nivel demasiado sofisticado, muy exclusivo para grandes virtuosos de la música y el punk fue algo que lo aterrizó, que lo puso de nuevo al alcance de cualquiera que tuviera algo qué transmitir.

¿Te gusta más el punk en inglés o en español?

En ambos idiomas. En español me gusta que hay bandas que lo supieron mezclar con ritmos latinos, como fue el caso de ustedes, y eso es lo que se me hace interesante de la música, que se conecte, que evolucione. Yo creo que en América Latina era importante que sucediera eso, que no fuera solamente una copia de lo que estaba sucediendo en otras partes del mundo.

La exposición que tú montaste de Los 25 Discos del Rock Mexicano, que es indispensable para entender la historia del rock mexicano, no incluye el disco de Dangerous Rhythm. ¿Por qué?

Como eran muy pocos discos, abarcando una época de 1980 a 2015, era imposible meter 2 discos de un solo grupo y Ritmo Peligroso tenía más de un disco trascendente, así que nos decantamos por meter En La Mira por la apertura que dio al rock mexicano.

Para terminar, honestamente, ¿crees que Dangerous Rhythm se merece tener un documental?

Claro. Aparte de lo que ya te mencioné de haber construido sobre las ruinas junto con grupos como El Tri o Kenny and the Electrics, Dangerous fundó uno de lo que yo considero los 3 grandes pilares del rock en México: el punk, el metal y el alternativo.

Ricardo Bravo Piro Dangerous Rhytm Punk México

 

 

 

No more articles