Autor: Toño Quintanar

Marjane Satrapi

Valiéndose de este alter-ego animado, la autora de Persépolis narra sus propias vivencias y dificultades en un contexto plenamente conservador como lo es la Irán fundamentalista. Su pasión por la justicia, así como su determinación por desarraigarse de su contexto, la convierten en un personaje tremendamente memorable.

Maggie Fitzgerald

Este personaje deja en claro que, a pesar de las crueles imposiciones del mundo, lo más importante es mantenerte integrx a tus sueños y aspiraciones. Una hermosa muestra de que los talentos más grandes se esconden en los individuos más discretos.

Ramona Flowers

A pesar de ser una muchacha increíblemente atractiva y asediada por los hombres, este personaje no necesita de la protección de ningún gañán. De hecho, en distintas ocasiones podemos ver cómo su fuerte personalidad se impone a su contexto. Una muestra palpable de que las mujeres no tienen por qué responder a esa naturaleza pasiva que durante siglos se les ha impuesto.

Clarice Starling

En un mundo regido por hombres -las huestes del FBI, ni más ni menos-, esta estoica heroína se abre camino a grandes zancadas con el fin de atrapar al temible Buffalo Bill. Clarice es una prueba fehaciente de esas mujeres profesionistas quienes, a pesar de sus invaluables habilidades, a menudo son relegadas por las instituciones masculinas.

Ellen Ripley

Nunca envíes a un hombre a hacer el trabajo de una mujer. Esta increíble heroína de ciencia ficción nos deja en claro que, cuando las cosas se ponen verdaderamente difíciles, es en el temple de las mujeres donde radica la salvación final. Sin duda alguna, uno de los ejemplos más memorables de empoderamiento femenino en el séptimo arte.

No more articles