Hay muchos factores que hacen que una película se robe el corazón del espectador. Pero sin duda uno esencial, podríamos decir que al nivel de los actores, es su soundtrack.

Porque incluso muchas veces hay escenas que se vuelven memorables gracias a la canción que sonó en dicho momento. Es una magia inexplicable la que crea este lazo entre la música, el cine y el público.

A lo largo de los años muchas películas han presentado grandes soundtracks que no sólo dejaron huella en la pantalla, sino también en la vida de muchos. Así que hemos seleccionado algunos que pasaron a la historia y que bien podrían formar parte de tu mejor playlist.

high-fidelity

Créditos: Buena Vista Pictures.

1. Trainspotting (Danny Boyle, 1996)

Esta película es el claro ejemplo de que una canción puede hacer memorable una escena, porque ¿quién no escucha “Atomic” de Blondie y se le viene a la cabeza Renton enamorándose? Su soundtrack podríamos asegurar que es de los mejores que existen, va desde Lou Reed, Iggy Pop, Underworld, New Order, Blur, entre otros.

2. Submarine (Richard Ayoade, 2010)

Basta con decir que el soundtrack de Submarine lo hizo Alex Turner para imaginarnos lo bueno que es. Todas las canciones fueron escritas y tocadas por Turner, como la primera vez que lo veíamos actuar en solitario. Por su nostálgico sonido y letras que retratan el amor adolescente eventualmente se volvieron un ícono de la cultura “indie”.

3. The Wedding Singer (Frank Coraci, 1998)

Puedes amar u odiar las producciones de Adam Sandler pero nunca negar que el soundtrack de esta película es É-PI-CO. Éste reúne canciones que marcaron la década de los ochenta (y la historia en general) de artistas como David Bowie, New Order, The Smiths, The Cure, Iggy Pop, The Police, entre otros.

4. Dancer In The Dark (Lars Von Trier, 2000)

Para esta película Lars Von Trier no sólo le pidió a Björk que interpretara el papel principal, sino que también hiciera el soundtrack. De ahí fue que nació el álbum llamado Selmasongs, una colección de canciones escritas desde la perspectiva de Selma, una inmigrante checa que se va a Estados Unidos.

5. Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014)

No es un secreto que la películas de Marvel siempre traen grandes canciones de fondo. Pero sin duda alguna Guardianes de la Galaxia se lleva el premio, su soundtrack contiene algunos grandes éxitos como “Cherry Bomb” de The Runaways, “Come and Get Your Love” de Redbone y “I’m Not In Love” de 10cc.

6. The Perks Of Being A Wallflower (Stephen Chbosky, 2012)

Esta película fue una de las principales en introducir a nuevas generaciones hacia la música de legendarios músicos, principalmente David Bowie con su éxito “Heroes”. También Sonic Youth, The Smiths, Cocteau Twins, Crowded House Pavement y New Order sirvieron para musicalizar la historia de Charlie y compañía.

7. Hight Fidelity (Stephen Frears, 2000)

La historia de la película gira entorno de amantes de la música con gustos excéntricos y fieles coleccionistas de vinilos, así que era de esperarse que el soundtrack viniera con todo. Y sí, el filme viene musicalizado con artistas como Elton John, Joan Jet & The Blackhearts, Belle & Sebastian, Barry White y The Velvet Underground.

8. Twilight (Catherine Hardwicke, 2008)

La exitosa saga adolescente podrá no ser muy agradable para muchos pero su soundtrack le salva todo. Y queremos hacer hincapié a que estamos hablando de todas y cada una de sus películas. A lo largo de ellas pudimos escuchar a Muse, Paramore, Death Cab For Cutie, Metric, The Dead Weather, Vampire Weekend, The Black Keys, Lykke Li, Thom Yorke y muchos muchos más.

9. Almost Famous (Cameron Crowe, 200)

La película dosmilera no sólo la rompió por su trama, sino que en gran parte la música que formó parte de ella ayudó. Y cómo no si lograron enlistar a icónicos artistas, entre ellos a David Bowie, Cat Stevens, Elton John, Led Zeppelin, Rod Stewart, The Beach Boys, The Seeds, por sólo mencionar algunos.

10. 500 Days Of Summer (Marc Webb, 2009)

La película protagonizada pro Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel se volvió la favorita de toda una generación gracias a su forma de interpretar las etapas del amor con canciones. Incluyendo grandes joyas como “There Is a Light That Never Goes Out” de The Smiths, “Us” de Regina Spector, “There Goes The Fear” de Doves y “Sweet Disposition” de The Temper Trap.