El Viaje de Chihiro cumple hoy 18 años desde su estreno y la sutil y melancólica obra maestra de Hayao Miyasaki y Studio Ghibli es considerada por muchos la mejor película de animación de todos los tiempos.

Nosotros no podríamos estar más de acuerdo.

via GIPHY

 

Sen to Chihiro no Kamikakushi (en su versión original, “El rapto espiritual de Sen  y Chihiro”) se ha convertido en una referencia entre las películas de animación para todos los que la hemos visto.

La melancólica aventura de Chihiro a través de un universo de sombras monstruosas, humanos transfigurados en bestias, dioses antiguos e imposibles y la comida más deliciosa, es ya un clásico en la historia del cine y un filme de culto con miles de fans por todo el mundo.

Studio Ghibli demostró, una vez más, que la animación también podía ser sutil y salvaje, espiritual, melancólica y llena de lecciones filosóficas.

via GIPHY

 

Muy alejado de las historias obvias y de fácil digestión de Disney; Miyasaki plantea la sencilla historia de una niña que queda atrapada en el mundo de los espiritus y, para liberar a sus padres de un hechizo que los tiene convertidos en cerdos, deberá trabajar en un “spa” para dioses y demonios.

El desarrollo de la historia desde ese punto, hasta su conclusión, son de una maestría y elegancia aún no superada. Donde los silencios y la contemplación son un ingrediente fundamental de la historia.

Miyasaki no plantea una lucha entre el bien y el mal, sino una historia sobre la transformación, el valor y el entendimiento.

Y lo mejor es que lo hace mientras nos regala algunos de los cuadros más memorables en la historia de la animación, cuidado con miles de detalles en cada imagen y la comida más deliciosa.

via GIPHY

 

Pero no les contamos más, acá el trailer:

No more articles