El fenómeno del grupo Patricio Rey y sus redonditos de Ricota supera aspectos meramente musicales en la Argentina, para entreverarse con el ámbito socio-político.  Comenzaron a finales de los setenta y se separaron en 2001, tras 24 años de carrera.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Era tal la convocatoria del grupo, debido a reflejar la sensibilidad de las clases populares, que sus conciertos se complicaban y se manifestaba la violencia. En su momento, el gobierno de Buenos Aires les impedía organizar masivos al no poder garantizar la seguridad.

Patricio Rey y sus redonditos de Ricota fue un fenómeno de masas del que todavía queda mucho analizar y estudiar. Afortunadamente, el periodismo argentino asume su tarea y gradualmente van surgiendo textos que allanan el camino de los pendientes; es por ello que surge La última noche de Patricio Rey -Entrevista con el Indio, Skay y Poli-, que es editado por Gourmet Musical Ediciones, y que recién se ha presentado en la capital del país sudamericano.

El libro se centra en la noche del martes 30 de octubre de 2001, cuando una terna periodística conformada por Martín Correa, Humphrey Inzillo y Pablo Marchetti: “entrevistaron en el Bar Onduras, de Palermo Viejo, al Indio Solari, Skay Beilinson y la Negra Poli. La charla, la tercera que con el grabador encendido tenían para la revista La García, duró tres horas y doce minutos, pero la sobremesa se extendió, entre risas y cervezas, hasta las tres de la mañana”.

El trío de entrevistadores vio encaminarse a: “esos tres viejos amigos, caminando abrazados por la calle Godoy Cruz. Pero unos minutos después, ya en la casa de Poli y Skay, la noche de cristal se hizo añicos. Viejos reclamos y desacuerdos afloraron y desembocaron en la pelea que le pondría fin a la banda que protagonizó el fenómeno popular más importante del rock argentino”.

Dos décadas después aparece como un libro la versión completa de su última convivencia en armonía y se trata de un material de mucho valor para analizar tanto a la propia banda, como al contexto de aquello que fue llamado también “rock chabón”, la música que abrazaron los habitantes de los barrios pobres y que era el canto de los desposeídos.

También te puede interesar: El indie español novelado desde la perspectiva de una groupie