Pantera - entre el mito y la realidad

#SANGREDEMETAL

 POR LUIS JASSO

A Pantera se le adjudican muchos latidos del corazón metalero en los años 90. Probablemente parte de ellos sucedieron y otros tal vez fueron imaginados. Lo cierto es que mediáticamente, fueron una de las bandas más importantes del planeta, sobre todo en esos años 90, pero poco más.

La historia de Pantera fue convulsa y tal vez, –respira hondo querido lector y piensa que esto es meramente una opinión y no la verdad absoluta-, sobrevalorada. Es posible que el cuarteto texano fuera víctima de las convulsiones provocadas por el crecimiento de internet, que haya tenido algo de mala suerte, que estuviera adelantado a su tiempo… o simplemente, que no fuera tan revolucionario como se cree.

Ahora bien, es innegable que Pantera tuvo un impacto fuerte en el mundo del metal. Fue la primera banda de metal en debutar un disco en el número 1 de la lista Billboard 200. Quiet Riot fue la primera en lograr ese puesto pero le llevó ocho meses conseguirlo. Así Pantera hizo historia. Aquél redondo fue “Far Beyond Driven”, un disco pesado a más no poder, sí, pero que, por lo menos para mi entender, marcó el inicio del final de la banda.

Sus primeros cuatro discos no son precisamente relevantes. Pantera tocaba glam/heavy metal y estaba ahí, en busca de romper algún molde, de ser descubierta por alguien, de colarse con algún sencillo a la rotación en horarios estelares de MTV, pero nunca sucedió. Luego decidieron buscar un sonido más agresivo y fue cuando encontraron oro en el asiento del río. “Cowboys from Hell” se convirtió en un disco de impacto inmediato y que casi 30 años más tarde, mantiene su estatura de clásico. Ahí podemos decir que nació Pantera y luego reconfirmó sus tamaños con “Vulgar Display of Power”, sin embargo, en una visión muy personal, a partir de ahí comenzó el declive. Como sea, la historia dice que el cuarteto fue el responsable de crear lo que se denomina Groove metal, título que algunos le conceden más bien a Exhorder, y al hacerlo llegan incluso a decir que Pantera copió el estilo de aquella banda, pero esa es otra historia.

Después de lograr que “Far Beyond Driven” debutara en el número 1 en ventas, el camino fue cuesta abajo, o por lo menos musicalmente, así pareció. Durante la etapa que se vivió entre Cowboys y Far beyond, la influencia del guitarrista Darrel Abbott fue notoria, por lo menos en voz de diversos músicos que después fundaron bandas de Nu Metal y Metalcore influenciados por él. Su estilo y algunas de sus ideas, como afinar la guitarra en tonos muy bajos y los “breaks” musicales fueron la base para el desarrollo de esos sub géneros. Algunos de sus solos han sido referidos en listas de los mejores de todos los tiempos y su capacidad para crear una miríada de riffs ha sido destacada como herencia de Tony Iommi, aunque nadie aún lo ha puesto al nivel del fundador de Black Sabbath.

El problema con Pantera es que fuera de los tres discos grabados entre 1990 y 1994, los otros seis son entre genéricos y no a la altura de esa tercia. Probablemente si las adicciones de Anselmo no se hubieran metido en el camino, el legado de la banda habría sido más importante e incuestionable. No fue así y sólo queda especular si en algún momento habrían logrado recuperar el espíritu innovador de Cowboys, Vulgar y Far Beyond. Eso sí, los cinco discos que grabaron a partir de 1990 los establecieron como una banda que jamás cedió al llamado de las sirenas para encontrar caminos comerciales que les dejaran más dinero. Esa parte es innegable y auténtica y para el que esto escribe, es el mayor logro que tuvieron y la mejor herencia que dejaron. La tragedia se ha hecho presente entre sus miembros y la multi citada pero siempre escurridiza semi reunión ya no será posible. Hoy toca recordar a Pantera por su música y ser prudentes. Sí, el impacto de Darrell es palpable en el mundo del metal, pero el de Vinnie Paul parece más salido del dolor de su muerte que de la cordura. Descanse en paz, Pantera.

, , , , ,

Related Posts