Ozzy Osbourne ha tenido un año difícil luego de que en febrero pasado fue internado en el hospital por una recaída de salud a causa de una complicación por bronquitis, neumonía y una caída en su casa. 

En una reciente entrevista con Kerrang, Osbourne admitió que no cree “estar aquí por mucho tiempo más”, considerando su estado de salud. Sin embargo, también dijo que no se detiene a pensar mucho en eso. 

¿Soy feliz ahora? No. No tengo salud. Esto me golpeó como la mierda, hombre, pero aún estoy aquí. El hecho es que estaba más preocupado por la muerte cuando era joven que lo que estoy ahora. Estoy tratando de disfrutar las cosas tanto como sea posible.

Hace unos días, el cantante anunció junto con su esposa que le fue diagnosticado la enfermedad de Parkinson que, aunque en una de sus variantes más leves, lo tenía bastante agotado.

A pesar de la gravedad de la situación, Ozzy Osbourne admitió que se siente tranquilo de haber compartido con el público el diagnóstico, y como mencionó en entrevistas pasadas, el Príncipe de la Oscuridad espera tener a todos sus fans con él ya que son lo que lo mantiene fuerte. 

También lo refirió así en sus redes:

A pesar de las complicaciones, Ozzy Osbourne no ha dejado de trabajar ya que a mediados del año pasado colaboró con Post Malone en su álbum más reciente y está por lanzar Ordinary Man, un nuevo material en el que tendrá colaboraciones con Slash, Elton John y el rapero ya mencionado. 

Este fin de semana también vimos al cantante recorrer la alfombra roja de los premios Grammy acompañado de su hija Kelly y presentar un premio al lado de su esposa Sharon.

Escucha los últimos avances de su próximo disco y mandémosle la mejor energía para que el Padrino del Heavy Metal nos dure mucho más tiempo o al menos la enfermedad le sea más llevadera. 

La imagen de portada fue tomada de la página de Facebook de Ozzy Osbourne. Aparecen él y su esposa Sharon en los premios Grammy 2020.