A inicios de año Ozzy Osbourne sufrió algunos problemas de salud e incluso fue diagnosticado con Parkinson. Pero todo parece indicar que el príncipe de las tinieblas ya se encuentra mucho mejor.

El miembro fundador de Black Sabbath se presentó ayer en el programa de su esposa Sharon, The Talk. Durante el que declaró que el aislamiento por el Coronavirus le favoreció ya que lo obligó a recuperarse y relajarse en casa:

En realidad, ha sido bueno. Me he estado recuperando de una cirugía que tuve el año pasado. En toda mi carrera, nunca había estado en casa tanto tiempo.

Mientras que después de que le preguntaran cómo se sentía actualmente, Ozzy comentó:

Estoy mejorando. Es un proceso lento pero lo estoy haciendo, lento pero seguro.

Previamente su hija, Kelly Osbourne, ya también había revelado que la salud del príncipe de las tinieblas estaba mejorando. La también cantante explicó que los síntomas de su papá estaban disminuyendo y que estaba recuperando la fuera muscular que necesitaba después de la cirugía de columna que tuvo.

Incluso para su recuperación, Ozzy Osbourne se tuvo que someter a un tratamiento neurológico en Suiza durante ocho semanas. Lo que finalmente hizo que el músico cancelara una gira por Norteamérica que tenía planeada para promocionar su álbum Ordinary Man.

Foto de portada tomada de las redes sociales del artista.