Oats Studios es un proyecto creado por Neill Blomkamp -director reconocido por ‘Sector 9’ y ‘Chappie’- cuyo único objetivo es el de llevar los miedos más primitivos del espectador a una nueva escala.

Desde su surgimiento en 2017, esta productora se ha destacado como un nicho el cual conjura la ciencia ficción más transgresora para inyectarle auténticos esteroides estéticos.

A lo largo de su producción, generalmente de temática bélica, aunque con ciertas excepciones, Oats Studios se ha dado a la tarea de reconfigurar algunas de las facetas más oscuras de la naturaleza humana mediante las capacidades sugestivas de la fantasía instrumental.

Por ejemplo, ‘Zygote’ -protagonizada por Dakota Fanning y José Pablo Cantillo- es un brutal homenaje al horror corporal clásico así como a sus monstruos más emblemáticos; misma propuesta que se ve acrecentada mediante una serie de metáforas que se encuentran estrechamente vinculadas a la despersonalización que actualmente predomina en nuestra sociedad.

Por otra parte, ‘Rakka’ se trata de una auténtica pesadilla post-apocalíptica en la que el sometimiento colonial que durante siglos ha sido el común denominador de nuestra especie se ve diseccionado mediante una serie de escenarios en los que la humanidad se transforma en la carne de cañón de una nueva especie dominante.

Mención aparte merecen otros grandes trabajos como ‘ADAM: The Mirror’ y ‘Kapture: Fluke’; piezas que sorprenden gratamente por esa agilidad con la que exploran los mecanismos de la tecnología y la consciencia.


 

Sin embargo, muy probablemente, la joya de la corona la encontramos en ‘Firebase’, producción la cual, mezclando el conflicto de la Guerra de Vietnam con una serie de elementos fantásticos, nos ofrece una analogía imperdible acerca del sufrimiento humano así como de las capacidades de la ciencia ficción para abordar de forma expansiva dicho trauma.

Fenómenos tan palpables y descaradamente inmediatos como la violencia y el colonialismo jamás se habían cohesionados de una forma tan limpia con los permisos históricos que son propios del cine de ficción.

Básicamente, una colección de horrores y traumas que, lejos de volvernos insensibles, nos acercan más a nuestra fragilidad como especie.

No more articles