Nueva Zelanda es uno de los países que levanta el distanciamiento social y conduce al país de nuevo hacia las labores cotidianas, esto incluye a las producciones cinematográficas que han enviado sus protocolos de salud y seguridad a las autoridades de aquel país, entre ellas la secuela de Avatar, para continuar con sus rodajes.

Según la Comisión de Cine de Nueva Zelanda, están monitoreando el regreso de las grandes producciones a sus labores y que de hecho, algunas “ya están en marcha de manera segura”.

Avatar 2 es uno de los proyectos cinematográficos más importantes actualmente de este país por lo que se espera vuelva a trabajar muy pronto.

James Cameron se encontraba grabando escenas de acción antes de comenzar el encierro y durante este la producción se enfocó en los efectos visuales en California con Weta Digital.

Las autoridades en Nueva Zelanda han decretado que cada producción complete un registro en el sitio ScreenSafe para ayudar al Ministerio de Salud con los contactos y monitoreo de actividades. También están trabajando con la agencia WorkSafe para el respaldo de los protocolos de salud y seguridad.

Los documentos que describen las pautas de seguridad para la industria cinematográfica se encuentran en el mismo sitio, además pronto pondrán público un kit de herramientas de salud y seguridad contra el contagio de COVID-19 en las producciones, también incluirá protocolos en escenarios detallados y contactos.

“El enfoque y el compromiso de la comisión desde la cuarentena ha sido la salud y la seguridad de todos los que trabajan en la industria cinematográfica de Nueva Zelanda y la sostenibilidad continua del sector“, declaró la directora de la Comisión de Cine de Nueva Zelanda, Annabelle Sheehan.

Nueva Zelanda ha sido un ejemplo de organización y control durante la extensión de la pandemia de coronavirus, ya que el país sólo ha registrado 1,139 casos contagiados y 21 muertes.