A continuación, te ofrecemos una lista con nuestras cinco películas de punk favoritas. Este conteo incluye múltiples perspectivas, contextos y subgéneros que sacan a relucir la importancia del punk en la cultura contemporánea.

-Suburbia. (Penelope Spheeris, 1984).

Auténtica piedra de toque que nos remite de forma directa a una época llena de descontento y esperanzas redentoras. Sin duda alguna, una importante reflexión que nos recuerda que, a pesar de las imposiciones de un sistema inconmovible, siempre hay oportunidad de apelar a formas de vida alternativas.

-CBGB. (Randal Miller, 2013).

El punk manufacturado en Estados Unidos se trata de un fenómeno plenamente estimulante el cual encontró en el legendario CBGB a su mezquita por excelencia. Esta cinta nos sumerge en un ambiente plenamente verosímil el cual incluye las apariciones de grandes figuras como Debbie Harry e Iggy Pop -este último interpretado por el baterista de Foo Fighters, Taylor Hawkins-.

-Sid & Nancy. (Alex Cox, 1986).

Un clásico de clásicos que jamás podrá ser superado. Ver a un joven Gary Oldman interpretando al inenarrable Sid Vicios es una experiencia que no tiene precio; misma situación a la que se suma un cautivador bosquejo de la Inglaterra anarquista de mediados de los setenta.

-SLC Punk. (James Merendino, 1998).

No cabe duda de que ser un punk en una comunidad católica, conservadora e intolerante como Salt Lake City es todo un reto. Esta increíble cinta narra las vivencias de un grupo de punkys quienes, contra todo pronóstico, le hacen frente a las imposiciones represoras de su contexto.

Punk

-The Filth and the Fury. (Julien Temple, 2000).

Documental definitivo de los Sex Pistols el cual nos sumerge en un delirante viaje por los entramados más transgresores del punk británico. Una auténtica declaración de rabia audiovisual que, por supuesto, también guarda un halo sumamente trágico.

No more articles