El origen de No Joy es pod más único. Con Jasamine White-Gluz viviendo en Los Angeles y Laura Lloyd en Montreal; aún con la distancia deseaban darle vida a este proyecto. Se enviaban correos entre sí, con archivos y escribían canciones por separado. “Cuando comenzó, estábamos todos en diferentes lugares, y ahora la banda siempre vive dispersa y la mayoría de las veces sólo escribimos juntos digitalmente”, platica Jasamine.

NoJoy_EntrevistaMarvin

Foto: @yomalaquias

La música de No Joy se percibe como la perfecta combinación entre el caos y la serenidad. De acuerdo con Jasamine, encuentran en las voces pesadas, pero suaves y melódicas de The Deftones, como una de sus influencias musicales. “A veces las cosas me influyen en cuanto a producción. Puede que no sea una gran admiradora del artista, pero me gusta lo que están haciendo en cuanto a producción”; comenta la también guitarrista de No Joy.

En su más reciente EP, Sonic Boom (2018), se escucha un contundente cambio en el sonido de No Joy. Jasamine explica que habían hecho tantos discos como banda de rock; sin embargo ella se estaba interesando un poco más en la música electrónica. Aprendió a escribir canciones de esa manera y habló con Pete, quien es Sonic Boom, y le preguntó si quería colaborar porque tiene mucha más experiencia en ese tipo de cosas.

“Aunque pueden escucharse guitarras, pero es casi 50/50 entre guitarras y cosas electrónicas”, dice Jasamine, sobre Sonic Boom. Este EP que fue algo así como una exploración de hacer canciones sin guitarras. Para la segunda mitad de este año, No Joy tiene planea lanzar un nuevo álbum compuesto y producido por Jasamine quien lo describe así: “Es mi Kid A, donde trato de tocar instrumentos y absorberlos”.

NoJoy_EntrevistaMarvin

Foto: @yomalaquias

No Joy visitó por primera vez nuestro país, para presentarse en Departamento de la Col. Condesa en la CDMX.