El artista plástico mexicano desarrollo una app con la que da vida a sus obras, brindadles movimiento y sonido, con las que Neon Caron ofrece una experiencia diferente.

NeonCaron_EntrevistaMarvin

El artista plástico mexicano Neon Caron considera que sus obras están dedicadas para personas cyborg beta, que son todos aquellos que hacen uso de la tecnología en su día a día, y más que verla como una herramienta saben que funciona como una forma en la que pueden potenciar sus sentidos. Sus obras han sido presentadas en Holanda, Hong Kong, Estados Unidos y México.

Neon combina el arte y la tecnología en sus obras. Desarrolló una aplicación con la que al poner la cámara del celular frente a sus pinturas, estas cobran vida dentro de la pantalla, tienen movimiento y sonido, dando la oportunidad a los usuarios de interactuar con lo que están viendo. 

Con sus pinturas, Neon Caron recupera diferentes aspectos de la cultura pop como lo son las caricaturas, músicos, líderes políticos, e incluso símbolos religiosos. Es pionero a nivel mundial en incorporar la tecnología, específicamente la realidad aumentada, en el arte.

¿A qué te enfrentaste cuando comenzó tu carrera artística?

Lo mas importante fue haber empezado. Porque una personalidad como yo, generalmente quiere comenzar cuando ya todo está bien. Pero esperarte a que todo esté perfecto, es el peor error que uno puede cometer. ¿Por qué digo esto? Porque si yo ahorita veo los cuadros de cuando comencé a pintar y de mi primera exposición, siento un cierto grado de vergüenza. Porque son unos cuadro piñoneros de cuando empecé y seguramente, en cuarenta años, cuando vea mis cuadro de ahora también sentiré vergüenza.

¿Te preocupa eso?

¡No! Ahorita soy este Neon y tengo estas necesidades de expresarme y de comunicar. Por ejemplo, algo que me he dado cuenta en este tiempo, es que lo más importante para mi no es un cuadro, ni una obra gráfica. Los más importante era mi es el performance artístico que significa mi carrera. Ahora veo toda mi vida como un performance. En este momento estoy cubriendo el performance del entrevistado y es parte de la obra artística, es muy importante conceptualizarlo así.

¿Y te sientes cómo en ese papel de entrevistado?

Antes a mi no me gustaba dar entrevistas, porque pensaba que una vez que dices algo para un medio y lo publica, ya no te puedes echar para atrás y luego a la semana siguiente decir otra cosa. Porque y algo decretaste y entonces tenía ese miedo de que si hoy me gustan las caricaturas y mañana me despierto y digo “a la mierda con las caricaturas”; ahora quiero pintar un pinche cuadro rojo. Ya no me va a creer la banda, porque ya me entrevistaron muchas veces sobre ese tema.

NeonCaron_EntrevistaMarvin

Foto: @yomalaquias

¿Y qué tanto ha cambiado tu perspectiva al respecto?

Ahora entiendo que en los próximos diez segundos no voy a ser la persona que soy ahorita. Simplemente porque te voy a escuchar y tú vas cambiar el resto de mis diez  o veinte o cuarenta segundos. No importa lo que yo decrete en este momento, yo se que es relevante para se momento, pero no es relevante ara mi futuro.

Hablando de la etapa artística en la que te encuentras ahora, ¿cómo la calificarías?

Me considero un artista post pop art. Es decir, posterior al pop art que fue muy popular en los Estados Unidos en la década de los cincuenta, sesenta, setenta. También me considero hiper moderno pro este tema de utilizar la tecnología. También me considero post humanista, basado en uno de los doce principios del Manifiesto Cyborg de Donna Haraway. Este principio dice que para ser un cyborg el mecanismo debe estar implantado dentro de tu cuerpo y obviamente este mecanismo debe amplificar tu capacidad humana. En ese sentido, aunque el teléfono celular no esta dentro de nuestro organismo, esta asociado a nuestro diario vivir y se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo. Basado en los principios de Dona Haraway, yo digo que somos Cyborgs Beta.

¿Hacia quien va dirigida tu obra?

Considero que mi arte va dirigido precisamente a un público post humanista, que tiene en su teléfono celular una extensión de sus ojos con el que pueden apreciar el arte a través de este dispositivo.

¿Cómo fue que decides echar mano de la tecnología para convertirla en una extensión del arte que haces?

Para mi fue muy intuitivo. Desde que conocí la realidad aumentada, supe que tenía un gran potencial para incluirse en el circuito artístico. El problema fue el desarrollo y el esperar a que las tecnologías lo permitieran. Desarrollar lo que tengo ahora, a principios del 2000, hubiera costado millones de dólares, ¡Imposible! Conocí la realidad aumentada como en el 2008 y mi aplicación salió al mercado como en el 2015, son muchos años de estar trabajando en ello.

NeonCaron_EntrevistaMarvin

¿Esta aplicación la desarrollaste con alguien más?

Llegó un momento en el que yo me quedé estancado en el desarrollo y tuve que pedir ayuda. Encontré a un compa muy buen pedo, muy inteligente y muy hábil del Politécnico. Juntos le echamos leña al fuego y se armó, aunque nos tardamos un buen tiempo, como tres años, mas o menos de puro desarrollo.

¿En qué momento esta completo un cuadro tuyo, cuando terminas de pintarlo o hasta que uno puede verlo con la realidad aumentada?

Yo creo que mis cuadros nunca están completos, pero es como parte de mi trabajo. Es como nosotros, no somos un producto terminado, seguimos siendo un producto en desarrollo. No hay completos ni, perfectos en mi universo y eso es algo muy importante para mi. Hay cosas incompletas e imperfectas que son padres y que son aceptables y también lo contrario. Voy jugando con esos valores para ir tomando decisiones. Sin contar la animación y solo basándome en la estética gráfica, yo creo que entre más rápido, mejor; esa es mi praxis en general.

NeonCaron_EntrevistaMarvin

Foto: @yomalaquias