TXT: DiegoVive

Hace 40 años, en medio de una fuerte crisis social de los años setenta en Londres y Nueva York, nació el movimiento punk, como expresión de rechazo total -lleno de rabia, inconformismo, negación y provocación- al sistema económico, político, y cultural. 40 años después, algunos de los principales factores de la crisis de los setenta que generaron el nacimiento del punk siguen vigentes y la creación artística contemporánea demuestra que punk is (not) dead.  Y para muestra de esa vigencia, llega al Museo Universitario del Chopo, la exposición PUNK. Sus rastros en el arte contemporáneo, que revela los rastros que ha dejado el punk en la producción artística contemporánea con la participación de más de 40 artistas nacionales e internacionales.

La muestra reúne pinturas, instalaciones, fotografías, vídeos, rastros documentales y piezas únicas, en un recorrido que aborda temáticas como el ruido, la negación, el nihilismo, la violencia, la sexualidad, el hazlo tú mismo, la alusión al miedo y el terror en una sociedad que aliena a los individuos y que provoca estados psicóticos, el lema “No Future”, la valorización de lo que se sale de la norma; o la reivindicación de la propia libertad sexual, del cuerpo, la superficie, como lugar de batalla. 

PUNK. Sus rastros en el arte contemporáneo presenta el trabajo de algunos precursores del movimiento: Chris Burden, VALIE EXPORT y Ant Farm; también participan auténticos incitadores y activistas como Raymond Pettibon, Mike Kelley y Paul McCarthy; incluye la obra de aquellos que consideran al punk un referente como Jordi Colomer, Tere Recarens, Jimmie Durham, Pepo Salazar y João Onofre,  entre otros.

Hasta marzo 2017
Galerías Rampas y Helen Escobedo.

punk

 punk-3
No more articles