A finales de septiembre pasado salió al mercado la versión física del debut de la cantante peruana Natthammer. De estrato independiente, el disco es una muy buena mezcla de Hard Rock y Heavy Metal, ofrecido por un personaje importante en la escena peruana y sudamericana.

FOT:: Natthammer

Entre 2009 y 2017, Fátima Natthammer fue la cantante de Mandrágora, una banda que en Perú tiene su nombre y con quienes pudo compartir escenario con Doro (su máxima influencia, según sus propias palabras), Accept, Enforcer, Satan y Pentagram, por ejemplo. Por ciertas incompatibilidades que no son poco comunes entre músicos dejó el proyecto y se enfocó en crear una carrera como solista. “Natthammer” es el primer paso en ese nuevo mundo, un disco con nueve temas (ocho, aunque “Lonely Heart” viene dos veces, una en versión eléctrica y otra en acústica), grabado en el LCR Studio de Perú, co producido por ella y César Augusto González Salaverry.

El sencillo que abandera en este relanzamiento es “Lonely Heart”, uno cuya letra tiene ese estilo tan particular que se encuentra en canciones escritas desde la perspectiva femenina y que suelen refrescar la manera de recibir propuestas metaleras poco conocidas o difundidas: “Tal vez necesito que mi liberación suceda en el reflejo de tus ojos, mi destino eterno será tener un corazón solitario. Muchas veces me he preguntado qué pasó entre nosotros, tal vez fui yo quien compró el hacha que cortó el tronco de tu alma. Fue inolvidable tu último pretexto, la posibilidad de regresar a ti”.

El disco de Natthammer está disponible en plataformas digitales y se puede pedir el envío físico desde su página de Facebook, @fatimanatthammer