Multifilm es el ejemplo perfecto de lo que se puede hacer con una producción muy limitada en cuanto a recursos económicos pero con un gran ingenio.

Dibujos hechos sobre post its o el típico cuaderno de notas, que interactúan con lo que hay al rededor: contactos de luz, clips, estantes o las propias manos de los animadores.

El único material necesario es papel, pluma, una cámara fotográfica y un audio pegajoso lleno de ritmo.

Hecho hace unos añitos por varios animadores rusos, Multifilm plasma de manera divertida situaciones de la vida y sensaciones cotidianas.

TXT::[@VictoriaKarmin]