Un buen día Jesús Rodríguez decidió bautizarse como Monsieur Van Pratt siempre que se parara ante las tornamesas. Así que le sacó punta a su bigote y se enfundó los audífonos para pintar de negro la pista de baile.

En su catálogo de platos es posible encontrar harto funk y música disco, por eso es mejor que vayas agarrando el peine, te encrespes esa mata y saques los pantalones acampanados, que este amigo de Disco Stu quiere consentirte.

#FestivalMarvin 9.5 te invita a viajar por el mundo a un clic de distancia de tus amigos. Porque a la música nadie la detiene.

Escucha a Monsieur Van PrattInstagram