Michael Monroe, quien fuera cantante de los finlandeses Hanoi Rocks en sus dos etapas de actividad (1979-1985 y 2001-2009) ha sacado un nuevo sencillo para promover lo que será su décimo primer álbum solista, One Man Gang, que estará disponible en formatos físicos y digitales a partir del 18 de octubre a través del sello Silver Lining Music.

El tema en cuestión se llama “Last Train To Tokyo” y Monroe lo describe como “un homenaje rockero y movido hacia Tokio y Japón, uno de los países más rockeros del mundo entero. En los 80, Hanoi Rocks tuvo y yo siempre he tenido una relación muy especial con Japón, es uno de mis países favoritos. Además, entienden el rock como debe ser. Además, se trata de un lugar en el cual aún viven por el rock and roll en la manera en que debe ser celebrado, aún encuentras producto físico y aún hacen que ir para allá sea una locura, extenuante y emocionante, y eso es algo que yo agradezco en verdad”.

Monroe es la personificación de una estrella del rock. Si bien ni su banda ni él como solista han alcanzado jamás las grandes masas, su influencia es notoria y reconocida en bandas como Guns and Roses, LA Guns, Poison y Ratt, por ejemplo.

En el 2008, el cantante de Def Leppard, Joe Elliot, dijo en una entrevista en el marco del festival Sweden Rock que “la única banda que me parecía real en eso del Glam Metal era Hanoi Rocks. Eran una buena banda y Michael Monroe era la definición visual del género. Yo me hubiera dado a Michael, creo que era sexy, y no soy gay; y Andy McCoy era la mejor versión metalera de Keith Richards. En general eran mucho mejores que Mötley Crüe o Poison o cualquiera de esas bandas, todos ellos me parecían un tanto falsos, y Hanoi Rocks parecía algo real”.

El disco fue grabado en los E-Studios de Finlandia, en marzo de 2018 y fue producido por Monroe y sus compañeros de banda Rich Jones y Steve Conte (ambos guitarristas y cantantes) y mezclado por Petri Majuri. Estará disponible en CD, vinil de diversos colores y en formatos digitales.