A pesar de que la mitad de las canciones ya habían sido grabadas en formato sinfónico en 1999, la segunda edición del S&M de Metallica ha resultado ser un ganador en las listas de venta de Billboard, al debutar en el número 4. Ahora comenzará la carrera por ver cuántas semanas estaré en el Top 200 y si alcanza en algún momento el número uno.

La edición de este disco se puede leer desde varios ángulos. Habrá quien piense que es una manera más de diluir el legado que alguna vez tuvo la banda. Otros podrán verlo como algo innecesario, sobre todo porque de 20 temas, la mitad ya aparecieron en el primer sinfónico que hicieron. Otros lo verán como novedad debido a que son otros arreglos, otro director de orquesta y porque, al mirar el vaso de las canciones que aparecen, lo verán medio lleno al tener diez temas nunca antes escuchados en este formato. Es lo que sucede cuando la banda en cuestión se llama Metallica, todo mundo opina, todo mundo cree que sabe y, ciertamente, muchos compran.

Entre las canciones que no estuvieron en el primer disco sinfónico están “All Within My Hands”, “Confusion”, “Moth Into Flame”, “Anesthesia” y “The Day That Never Comes”, lo cual es un recordatorio de que en los 21 años que tiene la primera edición y esta, solo hay tres discos de material original. Por lo pronto, otra diferencia importante entre aquella primera entrega y esta es que antes estuvo Jason Newstead en el bajo y ahora está Robert Trujillo.

Todo esto llega en tiempos en que Metallica ha dicho que está en proceso de creación de un disco nuevo y a pocos días de haberse convertido en la primera banda en la historia que ha logrado tener canciones en el número 1 de la lista Mainstream Rock Songs de Billboard en cuatro décadas distintas (los 80, 90, 2000 y 2010). La canción que los llevó a conseguir este logro fue justamente “All Within My Hands”, lo cual confirma que, cuando se trata de esta banda, todo mundo puede decir lo que quiera, pero su éxito es incomparable e incontenible.

Lee más sobre lo mejor del metal aquí