Se dice que los conciertos para violín y orquesta que conforman Las cuatro estaciones, compuestos por el italiano Antonio Vivaldi, fueron creados alrededor de 1721 y hoy día tienen la buena fama de ser una de las piezas de música clásica más escuchadas y atrayentes de la historia. El músico Max Richter cayó bajo su influjo hace 10 años y les agregó sutilmente un poco de música electrónica.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

The Four Seasons Recomposed es uno de los discos más exitosos en una carrera de por sí muy destacada de parte del compositor y director nacido en Hamelin, Alemania. Para celebrarlo, la Deutsche Grammophon se planteó volver a grabar el acercamiento con un nuevo tratamiento instrumental.

Es así como surge The New Four Seasons – Vivaldi Recomposed, que incluye la destacada participación de la violinista Elena Urioste acompañada de la Orquesta Chineke; en esta nueva versión también es más notorio el sonido de los sintetizadores Moog, que no estaban en el anterior, a los que el músico considera como el equivalente de los Stradivarius en la electrónica.

Cuando le preguntaron a Max Richter sobre la diferencia entre ambas entregas, el músico recurrió a una comparación gastronómica: “Es tan diferente como la mantequilla de cacahuate suave y la crujiente”.

Se trata de la misma materia, pero con dos tratamientos diferentes y que se pueden paladear y gozar de la misma manera.

También te puede interesar:  Jeff Mills, “El mago del techno”, recupera su actuación en el Montreux Jazz Festival